Lomas de Zamora

Declaró uno de los presuntos asesinos del diácono: contradicciones que los complican

El otro joven se negó a declarar.
jueves, 13 de junio de 2019 · 09:01

Roberto Céspedes, uno de los acusados de asesinar al diácono Guillermo Luquin, declaró durante más de dos horas durante el día de ayer ante el fiscal que investiga la muerte del religioso. El novio de Céspedes, se negó a declarar.

Según informaron fuentes judiciales, el relato del presunto homicida no habría variado mucho de la versión que circuló en un video que se hizo viral. Sin embargo, la escena del crimen y la autopsia de Luquin se contradicen con lo que habría expuesto el joven.

Céspedes habría insistido en que tanto el como su pareja se defendieron de un intento de ataque sexual por parte del religioso. Sin embargo, en un dato no menor, el acusado habría manifestado que ellos no se llevaron el celular del diácono.

El teléfono ausente de Luquin es una prueba clave en la investigación que confirmaría los chats entre el religioso y los presuntos homicidas. El paradero del artefacto electrónico aún es un misterio.

Por otro lado, Céspedes habría declarado que el forcejeo y la lucha contra el diácono se produjeron en el piso de la habitación mientras que la Policía determinó que las escenas de violencia se realizaron sobre la cama, la cual estaba cubierta de sangre.

Lo que tampoco habría podido explicar el implicado fueron las serias lesiones que presentaba el cuerpo de Luquin, cuyas heridas habrían determinado que el crimen se produjo con extrema saña y no en legítima defensa propia.

 

 

Comentarios

Otras Noticias