Lomas de Zamora |

Violento secuestro en Temperley: la golpearon, la drogaron y amenazaron a su familia

La interceptaron cuando manejaba hacia la casa de sus padres y pidieron un rescate de 50.000 pesos. La liberaron semi inconsciente en Villa Albertina sin cobrar el dinero.

Una joven fue secuestrada, golpeada y sedada por delincuentes en Temperley. Pidieron 50.000 pesos de rescate y amenazaron a la familia, pero finalmente la liberaron a las pocas horas sin cobrar el dinero.

Fuentes policiales informaron que el hecho ocurrió en la noche del viernes, cuando una joven fotógrafa volvía de trabajar manejando su camioneta Renault Captur. En el trayecto, fue interceptada por un grupo de delincuentes que se subieron al vehículo y la obligaron a conducir por la zona mientras ellos pedían el rescate a la familia.

El padre de la víctima habría recibido un mensaje de texto en el que le exigieron 50.000 pesos. "Estás en tu día de suerte. Si esto te tocó a vos es porque sos con los últimos que mandó mensaje o llamó. Si quieren ver a la rubia linda con vida me van preparando 50.000 pesos y nada de llamar a la cana si no quieren que se complique, le cortamos todos los dedos", habrían escrito los delincuentes según detalló la agencia Télam.

El hombre llamó a la Policía y enseguida se activó el protocolo antisecuestros, con intervención de la Policía Federal Argentina (PFA) y la DDI Lomas de Zamora.

Mientas tanto, en la camioneta, la fotógrafa vivía una pesadilla. Según contaron los voceros policiales, uno de los delincuentes la habría golpeado con la culata de un revólver en la cabeza, ella se desvaneció y se despertó poco después en el asiento trasero con una pastilla en la boca. La obligaron a tomársela y eso le hizo perder la conciencia.

Poco después, se despertó semi inconsciente en plena calle en Villa Albertina, se dirigió a un kiosco y pidió ayuda para que su familia y la Policía fueran a buscarla. Su padre declaró que la chica "no sabe si se bajó o si la tiraron de la camioneta porque no se acuerda, está drogada", pero que en un momento de lucidez llegó a escuchar que una mujer dijo "descartala porque esta no nos sirve".

Lo cierto es que la droga hizo un potente efecto en el organismo de la muchacha. “No sabemos si producto del shock o por la medicación que le dieron no está en tiempo y forma, no dice cosas coherentes”, explicó su papá.

La fotógrafa permanece internada en la Clínica Juncal, donde un examen de orina confirmó que le habían suministrado Clonazepam para dormirla. Por su parte, los delincuentes se fugaron bordo de la camioneta, que apareció abandonada en Villa Centenario.

Dejá tu comentario