Lomas de Zamora | Uber | Lomas de Zamora | Robo

Lomas de Zamora: el relato de una víctima de robo en un Uber

Pidió un auto por la aplicación Uber y fue asaltada en pleno viaje en Lomas de Zamora. Pide que la ayuden a recuperar la mochila que perdió en el robo.

El implicado es un hombre de 40 años, que fue detenido por oficiales del Destacamento Turdera. Las investigaciones comprobaron que fingía desperfectos mecánicos en su Chevrolet Corsa blanco para detener el vehículo en pleno viaje y así facilitar la llegada de un cómplice, que se subía al auto para asaltar al pasajero.

Lucía fue una de las víctimas de este modus operandi en la calle Manuel Castro, a media cuadra del colegio ENAM de Banfield. En charla con El Diario Sur, relató cómo fue ese terrible momento. "El martes a las 3:30 me pedí un Uber y me aparece un Chevrolet Corsa blanco que estaba a pocos minutos del lugar. El coche estaba en condiciones, tenía el plástico, el chofer estaba con la mascarilla y aparentaba que estaba todo en regla como para seguir el protocolo por la pandemia", describió la joven.

"Cuando llegamos a la esquina de Manuel Castro y Juan Larrea, el tipo me dice que se le había cortado internet y que cuando le volviera íbamos a arrancar. Le dije que no había problema, porque eso pasa muy seguido. Me dijo 'Bueno, ahí volvió', aceleró un poco y se le apagó el coche. Se quejó y me pidió disculpas, yo le dije que estaba todo bien", prosiguió. Fue ahí cuando esa situación que parecía normal tomó un giro terrorífico.

Uber Corsa.jpeg
Vehículo implicado en el robo. La Policía confirmó que el chofer de Uber y su cómplice asaltaron a pasajeros en distintos puntos de Lomas de Zamora.

Vehículo implicado en el robo. La Policía confirmó que el chofer de Uber y su cómplice asaltaron a pasajeros en distintos puntos de Lomas de Zamora.

"En el momento en que enciende el coche, un tipo se me subió del lado derecho, se sentó, me puso la mano en la boca, se me tiró encima y me abrazó para que yo no me moviera. Me dijo 'Quedate quieta, no grites, no digas nada'. Me arrancó el celular de la mano y una mochila negra que tenía, y el auto arrancó. Yo no forcejeé por la mochila pero sí con él, para que no me tocara a mí. Le pedí por favor que no me hiciera nada. No les pude ver las caras ni si tenía algún tipo de arma", contó Lucía, mientras el conductor parecía ser una víctima más: "El chofer supongo que hizo todo un acting porque seguía andando el coche por Larrea y le decía 'Pará, flaco, calmate'".

Afortunadamente, la chica pudo escapar enseguida de esa escena. "Pude abrir la puerta de mi lado izquierdo. Mi intención era tirarme, pero el tipo también me empuja y caigo en la calle adoquinada en Larrea. El que me robó me grita 'Ahora corré', cerró la puerta y el auto siguió en marcha", recordó. Al otro día, cuando le llegó el recibo del viaje por correo electrónico, observó otro dato extraño: "La aplicación decía que el viaje se terminó en Las Heras e Yrigoyen, que hicieron una especie de vuelta manzana, volvieron por Las Heras y ahí terminó el recorrido".

Una vez que estuvo tranquila en su casa, Lucía analizó lo que había vivido y comenzó a relacionar. La noticia de que habían detenido a un chofer de Uber con idénticas características le confirmó que todo había sido una puesta en escena. "En un primer momento pensé que el chofer era tan víctima como yo por cómo había actuado, pero después hilando cabos me di cuenta de que era bastante raro que me haya dicho 'Se me cortó internet', que después se la haya apagado el coche, que intente hacerlo arrancar y que en ese interín entrara el otro tipo", explicó.

Tras el arresto del chofer, Lucía pide que la ayuden a recuperar lo que le sacaron en el robo de aquella madrugada: "Lo que perdí esa noche es el celular y una mochila negra de cuerina, que tiene el aplique de un gatito en el medio. Tenía mi documentación y un poco de plata. Adentro tenía el regalo de una amiga, una taza sublimada con una foto de nosotras, que es realmente lo que más me dolió".

Dejá tu comentario