Provinciales | castillo | Cañuelas | Venta

Ponen en venta "El Castillo" de Cañuelas: la millonaria suma que piden

El edifico se inauguró en 1932 y terminó siendo una bailanta. Es un ícono de Cañuelas y hoy está en venta por una cifra millonaria.

Uno de los inmuebles más reconocidos y emblemáticos de Cañuelas está a la venta. Se trata de "El Castillo", histórico edificio de la empresa FINACO, el cual se puede adquirir por un monto de 3.8 millones de dólares.

El Castillo es propiedad de Nilda Aquino Arzamendia y está ubicado en un punto estratégico entre la Ruta nacional 3 y la Ruta nacional 205, cerca de la Ruta 6 y la autopista Ezeiza-Cañuelas

Según publicó InfoCañuelas, el inmueble está a la venta a través de la empresa Remax y consta de cinco pisos de una superficie de 1804 m² en planta baja, 1498 m² en primer piso, 1219 m² en el segundo, y 175 m² en el tercero, cuarto y quinto. El predio que integra al edificio es de 4.861 m² y también hay un subsuelo de 600 m².

castillo2.jpg

“Es muy reciente y todavía no han aparecido candidatos. Es un edificio ubicado en zona comercial que por su ubicación puede tener cualquier destino. No sabemos si la estructura se podrá conservar, habría que hacer cateos para verificarlo, pero a simple vista está muy sólido” dijo Ariel Morales, uno de los corredores a cargo de la operación al medio cañuelense.

El edifico fue inaugurado en 1932 por Gustavo Eugenio Artaux, industrial nacido en Francia el 30 de diciembre de 1886, especializado en elaboración de alimentos deshidratados. Allí se estableció la empresa FINACO, quien en un principio se concentraba en la producción de leche y huevo en polvo. En El Castillo también se fabricó dulce de leche, mate cocido, cacao y una línea de productos que incluía té en hebras, dulce de batata, dulce de membrillo, jaleas y mermeladas.

En 1986 el inmueble fue adquirido por el empresario Néstor Corsi, en esos años propietario del salón “La Biela” de Ezeiza, con la intención de crear en Cañuelas el principal museo de autos clásicos de Sudamérica con exposición de distintos modelos y un parque de plantas tropicales. El proyecto no prosperó por problemas familiares y luego pasaron varios años hasta que se transformó en un tenedor libre y luego en una bailanta.

Dejá tu comentario