San Vicente | Bomberos | San Vicente | incendios

El sacrificio de los bomberos en San Vicente: "El físico se expone al extremo"

"Los muchachos están cansados", reconoció el jefe de Bomberos de San Vicente, pero agregó que están trabajando "con una moral altísima".

Temperaturas que superan los 40 grados, jornadas de trabajo de 10 o 12 horas a pleno sol con trajes pesados, y todo eso al lado de llamas que llegan a superar los dos metros de altura. En esas condiciones estuvieron trabajando los Bomberos Voluntarios de San Vicente a lo largo de esta semana, en la que el calor y la sequía dispararon una ola imparable de incendios de pastizales. En diálogo con El Diario Sur, desde el cuerpo activo de la institución reflejaron el cansancio pero también la “moral altísima”, e insistieron con los pedidos a los vecinos para que no quemen basura, principal desencadenante de los incendios forestales.

El sacrificio de los Bomberos de San Vicente ante la ola de incendios

“Si bien se venía anunciando esta ola de calor, no esperábamos semejante magnitud en los incendios y convocatorias de ciudades vecinas como Ezeiza y Guernica, donde tuvimos varias intervenciones, y sin dejar de atender nuestro partido”, sostuvo el jefe del cuerpo de Bomberos, Ariel Bondoni. Y agregó: “Está repercutiendo en el estado físico de los muchachos porque es un desgaste increíble con esta temperatura hacer este trabajo. Además, es una época con personal de vacaciones y con bajas por coronavirus. En este momento tenemos ocho bomberos aislados”.

Desde el comienzo del año hasta el miércoles 12 de enero, los Bomberos Voluntarios de San Vicente, sumando a Alejandro Korn y Domselaar, tuvieron 162 servicios. Es un promedio superior a las diez salidas por día, para un cuerpo que tiene 82 integrantes. “Hay que pensar que muchos también trabajan fuera del distrito, entonces no pueden salir siempre que suena la sirena”, agregó Bondoni.

bomberos san vicente.jpg
Bomberos de San Vicente en un incendio de pastizales. Tienen un promedio superior a los 10 servicios por día en lo que va del año.

Bomberos de San Vicente en un incendio de pastizales. Tienen un promedio superior a los 10 servicios por día en lo que va del año.

Desde el cuartel sostienen que el 60% de los incendios de pastizales que se producen son intencionales, por las quemas de residuos. “La gente prende basura en las esquinas y ni siquiera la controla. Eso hace que se desparrame el fuego por el pasto seco y enseguida se propaga. El pedido a la sociedad es que por favor no prendan fuego la basura”, remarcó Bondoni.

En la previa a la llegada del verano, la institución de San Vicente hizo mantenimiento de sus unidades de forma preventiva. También compraron cascos para incendios forestales, que aportan mayor comodidad en el trabajo. Ahora, enfrentan el problema del incremento del gasto de combustible por el trabajo constante: llegan a los 200 mil pesos de consumo de gasoil por quincena.

“Veo con mucho orgullo el compromiso que ponen los chicos en estos casos. Estamos trabajando con una moral altísima. Las máquinas vienen cumpliendo y los bomberos mucho más. Le digo al pueblo sanvicentino que esté tranquilo porque tenemos un cuerpo de bomberos que da orgullo”, manifestó Bondoni.

image.png
El jefe del cuerpo de bomberos de San Vicente, Ariel Bondoni.

El jefe del cuerpo de bomberos de San Vicente, Ariel Bondoni.

Otros bomberos de San Vicente también hablaron con El Diario Sur acerca de las sensaciones ante estas jornadas eternas de trabajo en el medio de la ola de calor. “Ni me acuerdo la cantidad de servicios a los que salí esta semana. El martes estuve desde las diez de la mañana hasta las 12 de la noche de corrido”, reflejó Claudio Aguirre, que trabaja como paramédico y ahora está de vacaciones, pero pasa la mayor parte del tiempo en el cuartel o en los incendios. Y sumó: “Se pone muy complicado con el correr de las horas. El físico se expone al extremo. Pero ante cada sirena me motiva a salir porque sé que alguien puede estar necesitando nuestra ayuda para salvar su pedazo de tierra, su vivienda o su vida”.

Danielo Fleitas, por su parte, se refirió a la exigencia de trabajar en los incendios con las altas temperaturas. “A mí un par de veces me ha tocado caer, porque tengo 47 años, no tengo la juventud de los más chicos”, dijo. Y añadió: “Pero igual siempre queremos estar y trabajar por la gente. Me ha pasado una vez de una señora que me abrazó en la calle. Y creo que esos son nuestros sueldos y nuestra motivación: poder ayudar”.

bomberos san vicente 2.JPG
Los incendios en Ezeiza llevaron más de 40 horas de trabajo a los bomberos de toda la región.

Los incendios en Ezeiza llevaron más de 40 horas de trabajo a los bomberos de toda la región.

Facundo Castillo, que tiene 22 años y trabaja como efectivo policial en Chascomús, hizo un pedido. “Si ven a un bombero trabajando en un incendio en el campo, alcáncele agua. Siempre nos viene bien para hidratarnos con tanto calor y al lado del fuego. Es muy duro trabajar más de diez horas en el campo al rayo del sol. Es importante que la gente tome conciencia porque muchos incendios se pueden evitar”.

image.png
El joven bombero Facundo Castillo. También es efectivo policial.

El joven bombero Facundo Castillo. También es efectivo policial.

Dejá tu comentario