juego | online | Provincia

Provincia regula el juego online: incertidumbre en los agencieros de lotería regionales

El juego online empezó a ser regulado y en las agencias de la Lotería de la Provincia aparece de a poco cierto temor por la pérdida de clientes.

Sin demasiados anuncios y en la semana previa a las elecciones, tanto la provincia de Buenos Aires como la Ciudad de Buenos Aires habilitaron el juego online, que tendrá su puesta en marcha en las próximas semanas y representará un fuerte impacto en el presupuesto público, ya de por sí averiado por la inflación y la crisis económica en general: se estima que el juego online podría mover unos $10.000 millones anuales en todo el país.

Los dueños de los Casino de provincia ya se pusieron primera: las promotoras reciben a los apostadores en los lugares físicos y los invitan a registrarse en la virtualidad. El lucrativo negocio, sin embargo, deja con poco margen de participación a las agencias de lotería tradicionales. Es por ese sentido que desde la CAOLAB (Cámara de Agentes Oficiales de Lotería y Afines Bonaerense) vienen alzando la voz para ser incluidos en la nueva industria.

Agencia El Jagüel 2.jpg

En septiembre, el titular del ente que reúne a los agencieros de la provincia, Marcelo Iglesias, advirtió sobre los peligros de la instrumentación de loterías online y reclamó ser parte de la comercialización de los que ya están regulados por el Gobierno bonaerense. El referente de la cámara dejó en claro que ya están listos “los mecanismos necesarios para que nuestros agencias formen parte de la comercialización de los juegos de bingo y casino que se implementarán a fin de año” de manera virtual y que se oponen firmemente a cualquier otra variante de juego online, como por ejemplo la quiniela virtual.

En las agencias de la Lotería de la Provincia, no están muy al tanto de la situación e incluso muchos no ven al juego online como una amenaza. “Mucho no nos va a afectar porque el público que manejamos en la lotería es el de gente adulta. Ellos vienen dos o tres veces por semana y se lo toman como un entretenimiento”, argumentó a El Diario Sur una de las empleadas de la agencia “Fausto”, ubicada entre las intersecciones de las calles Edison y Cabildo, en El Jagüel. Y agregó: “Ellos no saben utilizar la tecnología, no son como los jóvenes. Para mí no va a afectar tanto porque es otro el de una lotería y el de las apuestas online. Capaz muchos jóvenes se vuelcan a lo digital, pero al menos mis clientes no”.

Marcelo Iglesias, titular de CAOLAB.jpg
Marcelo Iglesias, titular de CAOLAB.

Marcelo Iglesias, titular de CAOLAB.

Por su parte, Walter de la vieja agencia de la Lotería de la Provincia ubicada en Enrique Santamarina 587, en pleno corazón de Monte Grande, vaticinó un pronóstico similar: “El promedio del cliente que viene acá es gente grande. Yo trabajo hace 30 años como agenciero y a las personas les gusta jugar con efectivo y cobrar en efectivo. Que les estén pagando por medio de una plataforma y que se los acrediten en una cuenta, va a ser difícil para ellos. Algo de gente nos puede llegar a sacar, pero por el momento, hasta que no cambien las generaciones, no veo que nos perjudique”.

Para Andrea, de la agencia “La Esperanza”, ubicada en Juan De Garay 99, en Remedios de Escalada, en el sector de los agencieros hay “preocupación” con la regulación del juego online, aunque “dudo que sea un negocio muy productivo”. De todos modos, Andrea se apena: “Siento que a veces quieren agregar cosas de más y nos van a terminar fundiendo. Tienen que tratar de mantener lo poco que tenemos, más como está la situación hoy en día”.

Dejá tu comentario