crisis | familia | riesgo

La era del caos. Del riesgo a la Posibilidad 

La licenciada Mónica Dreyer nos trae su columna semanal de opinión: "La era del caos. Del riesgo a la Posibilidad".

Columnas pasadas reflexionamos acerca de este contexto que estamos viviendo como confuso, impredecible e incompresible. Una manera de entenderlo es a través del concepto B.A.N.I significa - Frágil - Ansioso o Temeroso - No lineal – Incomprensible. En la anterior vimos Frágil y Ansioso. Hoy vamos a ver No lineal – Incomprensible que quizás vayan juntos. Los invito a disfrutar este concepto, que para mí es clave para el cambio.

BANI hace referencia a lo NO LINEAL, donde no hay una explicación causa efecto “Una medicación le hace efecto a éste paciente y no al otro” sin embargo los invito a un enfoque diferente…. Muchos pero muchos años atrás, jeje, hice una formación en Fundación Interfas que me impregnó sello para toda la vida. Lo aprendido lo aplico a cualquier sistema. Una persona, una familia, un equipo, una organización. Trabajábamos la línea co constructivista sistémica y en el diseño de contextos tanto para una familia, un equipo una empresa que faciliten nuevos paradigmas y cambio.

Allí experimenté cómo lo LINEAL (BANI – NO LINEAL) impregnaba un sello simplista a los diseños en los equipos o cualquier sistema. Trabajamos en diseñar contextos que posibiliten la expansión de territorios afectivos, cognitivos y de acción (Paradigma y Crisis: entre el riesgo y la posibilidad. Dora Fired Schnitman y Saúl Fuks, mis mentores). Cuando un equipo, una persona, una familia, el mundo con el COVID, entra en crisis, tiene una gran oportunidad de hacer una cambio hacia un nuevo orden.

Aquellos años me enseñaron pasar de un paradigma de causa efecto a un paradigma de complejidad y circuitos reflexivos que enriquezcan al sistema. Pasar de un estado de equilibrio a un aumento de la tensión que facilita el cambio. Esta crisis nos puede llevar a ser mejores como personas, organizaciones más flexibles, creativas, adaptables y resilientes. ¿Cuáles son esas herramientas para el cambio? Los invito a la próxima columna.

Dejá tu comentario