AirCar | auto | volador

El AirCar ya está habilitado en Europa: cómo funciona el auto volador

El auto volador AirCar ya fue aprobado para circular por tierra y aire en Eslovaquia. Superó las 70 horas de vuelo y los 200 despegues y aterrizajes.

El AirCar ya cuenta con el permiso para despegar y aterrizar en Eslovaquia. Así lo anunció la propia empresa, que se encargó del desarrollo del vehículo que promete romper con los estándares de movilidad reconocidos. Se trata de Klein Vision, que tiene sede en Bratislava, y que aclaró que el auto volador puede moverse por el aire a través de toda Europa y operar en los principales aeropuertos.

En concreto, se indicó que AirCar “recibió el Certificado de aero navegabilidad oficial de la Autoridad de Transporte de Eslovaquia, luego de completar con éxito 70 horas de rigurosas pruebas de vuelo compatibles con los estándares de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA), con más de 200 despegues y aterrizajes”.

air car b2.jpg
Stefan Klein, inventor del coche volador AirCar.

Stefan Klein, inventor del coche volador AirCar.

AirCar cuenta con el mismo registro que un avión privado. Lo acompañó con un video en el que se muestra la capacidad que tiene el vehículo para adaptarse a las distintas condiciones de tránsito: el vuelo, el aterrizaje y la conversión a un auto para seguir su camino por rutas.

El AirCar ya había realizado su vuelo de bautismo en junio del año pasado, cuando en media hora de viaje unió las ciudades de Bratislava con la de Nitra, ambas en Eslovaquia. Con este nuevo paso, ya dice estar en condiciones de trascender el espacio aéreo eslovaco y avanzar hacia el resto de Europa, lo que también incluye a las islas de Gran Bretaña.

air car 3.jpg

El AirCar está equipado con un motor BMW de 160 caballos de potencia y alcanza velocidades de vuelo de hasta 190 kilómetros por hora, superando los 2.500 metros de altitud. El primer vuelo importante del AirCar fue el pasado 28 de junio, al que llegó con más de 40 horas de experiencia previas. Arribó como auto al aeropuerto de Nitra, despegó allí y emprendió el viaje a Bratislava, distante 80 kilómetros. Lo hizo a una velocidad de crucero máxima de hasta 190 km/h y volando a 8.200 pies de altura (casi 2.500 metros).

Dejá tu comentario