Canning | Canning | mano de obra | countries

Falta de mano de obra en Canning: un tema histórico que se agrava con el boom

Ante el aumento de la demanda por construcción y reparaciones, a los vecinos de los countries les cuesta encontrar personal de confianza. Presupuestos estratosféricos.

Los meses de cuarentena y el posterior boom de alquileres en busca del espacio verde se convirtieron en un escenario ideal para el grupo reducido de los trabajadores independientes que abarcan los distintos rubros de mantenimiento en los countries de Canning. Al ser personal esencial trabajaron desde los primeros días, en contraposición a la mayoría de los countristas, por eso la demanda para realizar “tareas domésticas” de la casa aumentó considerablemente, agravándose la problemática histórica de la falta de mano de obrapara estos servicios en los barrios privados.

Desde siempre, los countries de Canning tuvieron inconvenientes para conseguir la mano de obra necesaria para poder abarcar los trabajos que necesita una casa. En medio de este contexto de pandemia, boom de alquileres y de construcción, los countristas debieron recurrir a las recomendaciones de sus pares para realizar desde tareas de mantenimiento de piletas y reparaciones en electricidad domiciliaria hasta instalaciones de gas y plomería general.

La falta de mano de obra para tareas de mantenimiento es un dolor de cabeza histórico para los vecinos de los countries.

En ese punto surgió otro inconveniente, porque muchos que buscaron incorporarse al “mercado de los countries”, intentaron sacar provecho del poder adquisitivo de los vecinos de los barrios privados, ofertando presupuestos inalcanzables. Sin embargo, otros que vienen realizando tareas desde hace años la zona de Canning y lograron crear una relación con los vecinos trataron de ofrecerles el precio más adecuado posible. Esos están “tapados de laburo”.

En estos meses se agudizaron las quejan por los “vivos” que presentan presupuestos abusivos, buscando aprovecharse del poder adquisitivo de los countristas

“La pandemia me permitió tener un incremento de trabajo, desde mayo hasta la actualidad. Esto pasó por la cuarentena y ahora por el boom de alquileres y la construcción en Canning que ocasiona que se requiera mucha mano de obra calificada”, sostuvo Juan Carlos Pereyra, quién abarca varias tareas de mantenimiento de interior y exterior en más de 9 countries de la zona. “Traté de mantener los valores de la mano de obra, pensando en el bolsillo del vecino y para que me siguieran recomendando, porque la variación de los aumentos de los productos podía encarecer los costos”, agregó.

Esta crecida en el valor de los productos que mencionó Juan Carlos, también la vio reflejada su colega Leonardo Herrera. “Tuvimos un aumento escalonado que actualmente llegó al 80%, también potenciada por la carencia de personal por el Covid-19 y la consecuente falta de stock”, afirmó.

Por su parte, Jonathan Lombardo, piletero de varios countries, reconoció que esta situación efectivamente obligó a que bajaran las pretenciones en cuanto a la remuneración de la mano de obra. “Lo que te queda de ganancia por hacer un mantenimiento mensual de pileta es muy bajo porque no sólo tenés que cubrir el alto costo de los productos, sino también evitar reventarle el bolsillo al propietario con el presupuesto”, se sinceró.

ALGUNOS PRECIOS

El mantenimiento mensual de una pileta para los countries de Canning comienza en los 3.500 pesos y puede llegar hasta los 9.000 incluyendo la mano de obra.

En el contexto del boom de alquileres y la construcción, el combo de la instalación de cañería de agua, gas y el cableado eléctrico en una casa a estrenar, puede oscilar entre los 600 y 900 mil pesos para los countries de Canning.

Todos los rubros sufrieron aumentos escalonados en muchos productos. Hoy están en un 80% arriba de su valor con respecto al año pasado.

Dejá tu comentario