Canning | ADCC | Liga | partido

Momento dramático en un partido en Canning: un jugador sufrió un preinfarto

Fue durante un partido de la liga ADCC el domingo por la mañana. Recibió un golpe, llamaron a la ambulancia y en la clínica lo salvaron.

Un jugador del barrio La Deseada recibió un fuerte golpe en el pecho durante el partido contra Los Rosales en la categoría Super Master de la Asociación Deportiva Contry Canning (ADCC) el domingo por la mañana. Frente a esta situación, fue trasladado al Canning Health Institute, donde le informaron que habría sufrido un preinfarto y lograron estabilizarlo.

El jugador se llama Juan Alberto García, de 50 años, y es vecino del barrio La Deseada de Ezeiza. “Lo llevaron a la clínica, le hicieron una primera atención donde dijeron que tuvo un preinfarto, le hicieron todos los estudios correspondientes y lo derivaron al Hospital Italiano, donde continúa internado, mejorando, en observación”, aseguró en dialogo con El Diario Sur, Miguel Elía, director deportivo de la liga Asociación Deportiva Country Canning (ADCC).

BypqtAWcfB_Juan Garcia.jpg
ADCC: Un jugador sufrió un preinfarto en la liga Super Master

ADCC: Un jugador sufrió un preinfarto en la liga Super Master

La dramática situación puso en marcha el protocolo de salud de la ADCC, con el que lograron responder con efectividad. Previo al hecho que finalizó con el jugador internado, desde la liga recibieron un llamado por un partido entre Santa Juana vs. La Horqueta de Echeverría en la categoría junior, donde un jugador recibió un duro golpe en la mandíbula y tuvieron que enviar asistencia. “El protocolo fue muy eficiente porque tuvimos 2 accidentes de forma paralela. Porque el primero fue un golpe grave y el segundo fue una situación de urgencia y lo pudimos manejar muy bien”, concluyó el director deportivo de la liga, quienes trabajan en conjunto con la Canning Health Institute, ubicada en Sargento Cabral 1949, a partir de este año.

Meses atrás, el presidente de ADCC, Diego Mastronardi, había firmado un convenio con el CEO de Clínica Monte Grande, Carlos Santoro, de donde depende Canning Health, que posibilitó el protocolo.

Temas

Dejá tu comentario