Canning | preso | Canning | espionaje ilegal

D'alessio seguirá preso: se cumplieron 2 años de su detención

El falso abogado de Canning está preso en la cárcel de Ezeiza, acusado de haber ejecutado varias operaciones de "aprietes" y espionaje ilegal.

Al cumplirse este lunes dos años desde su detención en el country Saint Thomas Este, ubicado en la localidad de Canning, se confirmó la extensión por un año de la prisión preventiva del falso abogado Marcelo D'alessio, acusado de ser artífice de operaciones que involucraron espionaje ilegal y aprietes. Actualmente está preso en la cárcel de Ezeiza.

La extensión de la prisión preventiva fue dictada por el juez federal de Dolores, Ramos Padilla, quien investiga la causa desde su origen y puso en febrero de 2019 tras las rejas a D'alessio, luego de allanar su propiedad en el country de Canning. Para el magistrado, otorgarle la libertad al falso abogado podría suponer riesgos que afecten a la investigación en curso.

"Poseía vínculos con agentes de inteligencia –retirados y activos– policías de alto rango, jueces, fiscales, abogados, periodistas, funcionarios nacionales, etc. D’Alessio pudo tejer toda esa red de contactos de alto nivel en el poder sin la cual no habría podido llevar adelante las operaciones de inteligencia ilegal investigadas", explicó Ramos Padilla en la resolución donde confirma la prórroga de la prisión preventiva, a la que tuvo acceso Página|12.

El mismo 15 de febrero, minutos antes de ser detenido -y cuando todavía no se hablaba de espionaje ilegal-, D'alessio brindó su última entrevista a El Diario Sur. "A nivel procesal estoy tranquilo. No voy a entorpecer la investigación. Lo único que me preocupa es que esto no les genere problemas psicológicos a mis hijos y que no les hagan bullying en la escuela", sostuvo por entonces.

Y agregó: "Yo investigo hace muchos años. El 90 % de mis investigaciones las hago con un carácter periodístico, porque me encanta, con pasión. Y a veces son encargos. He hecho informes para legisladores".

La acusación de Ramos Padilla indica que D'alessio cumplía un papel importante dentro de una organización paraestatal que operaba de forma ilegal contra políticos, empresarios, periodistas y miembros del Poder Judicial. El falso abogado de Canning está imputado por los delitos de asociación ilícita, extorsión, espionaje, lavado de dinero, cohecho activo simple, tenencia ilegal de arma de guerra y encubrimiento simple.

Dejá tu comentario