Canning | El Ombú | ADCC | Canning

El Ombú campeón de ADCC: La historia de los que volvieron para coronarse

El campeón de la Primera de ADCC esconde la historia del regreso de dos pilares del equipo que fueron claves para la obtención del título en el fútbol de Canning.

En una temporada sin precedentes debido a las condiciones en las que se disputó el torneo, El Ombú recuperó a dos pilares del equipo en época de pandemia, quienes fueron fundamentales para conseguir el premio mayor del fútbol de Canning: gritar “dale campeón” en la Primera de ADCC.

Se tata de Federico Guggenheim (30), considerado como el “motor del equipo” gracias a su polifuncionalidad dentro del campo de juego y Patricio Spada (27), goleador implacable dentro de las áreas rivales. Por distancias circunstancias de la vida los kilómetros y la distancia los alejaron del equipo, pero regresaron con hambre de gloria en el campeonato de ADCC disputado en los countries de Canning.

el ombú campeón adcc (1).jpg

“Estuve viviendo en Tucumán por trabajo un año y medio y por eso se me complicaba jugar, porque venía solo una vez al mes a Buenos Aires”, explicó sobre su ausencia Federico, quien se mudó a El Ombú en 1997 y desde entonces vivió muchos momentos vinculados al fútbol con sus amigos, con los cuales hoy compite en la Primera de ADCC del fútbol de Canning.

Sin embargo, el desarraigo de la distancia y la sensación de volver a jugar a la pelota con sus amigos, presentaron el escenario para pegar la vuelta en pandemia. “Mati Segura, el capitán de El Ombú, me escribió antes de que empiece el torneo para pedirme la camiseta, ya que tenía que devolverla. Y ahí me picó el bichito y las ganas de jugar volvieron pensando que no quería entregar mi remera del Ombú”, admitió.

A partir de ese momento, Federico comenzó a gestar el regreso a El Ombú que lo vio concretado en el primer partido frente a Terralagos por el campeonato de la Primera de ADCC: “Jugué, metí un gol y ahí terminé de decidir de que quería volver en un 100% al equipo. Se extrañaba mucho jugar con los chicos”, aseguró.

Además, el jugador de 30 años reveló su momento personal más especial del torneo en el cual se consagraron campeones de la Primera de ADCC: “Me tocó compartir cancha con mi hermano, Mati, por primera vez. Él tiene 19, yo 30, así que eso fue algo muy lindo. Una vez jugamos los dos de defensores centrales, también nos tocó jugar el de 4 y yo de 8, así que estábamos bastante cerca en la cancha”.

Patricio Spada fue el otro jugador que decidió pegar la vuelta en un contexto de pandemia, aunque en este caso tuvo que hacer más de 11 mil kilómetros para reencontrarse con sus compañeros de El Ombú, junto a quienes compite desde hace 24 años. “Estaba jugando en Italia, y la verdad fueron meses complicados lejos de la familia y amigos, pero por suerte pude volver. Tenía muchas ganas de jugar con mis amigos de toda la vida”, contó.

La incorporación del “optimista del gol” y goleador implacable, como lo definen sus compañeros, fue clave a lo largo del campeonato para inflar las redes de los equipos rivales. “Por suerte este año pude hacer varios goles para ayudar al equipo, pero esto es gracias a ellos que me asisten constantemente”. En cuanto a su gol favorito, el 9 revivió la final del torneo de la Primera de ADCC en Canning: “El gol con el que me quedo es el de la final contra Lagos de Canning y más que nada por lo que significó para nosotros”.

Dejá tu comentario