Canning | incendio | Canning | countries

Bomberos y helicópteros siguen trabajando en el incendio en Ezeiza, que lleva 24 horas

El foco cercano a los countries de la Ruta 58 ya fue controlado. Ahora la situación crítica está en Tristán Suárez. Hay 15 dotaciones de bomberos.

El enorme incendio de pastizales en campos de Canning, Ezeiza y Tristán Suárez lleva ya 24 horas activo y hay unas 15 dotaciones de bomberos trabajando para extinguir el fuego en los cinco focos que permanecen activos. También hay dos helicópteros trabajando en el lugar.

incendio canning ezeiza (3).JPG
Los bomberos actúan en el incendio desde hace 24 horas.

Los bomberos actúan en el incendio desde hace 24 horas.

Según informaron fuentes de Bomberos Voluntarios a El Diario Sur, el foco que más preocupación generó ayer en Canning, en cercanías a los countries Don Joaquín y Los Talas, ya fue controlado. Pero en la zona de la calle Blas Parera y la Autopista Presidente Perón, en Tristán Suárez, el fuego sigue avanzando y no da tregua al trabajo de los bomberos. Allí, el incendio tiene una longitud de tres kilómetros de largo por un kilómetro y medio de ancho, aproximadamente.

incendio canning ezeiza (2).JPG
El incendio en Ezeiza no da tregua y los bomberos trabajan arduamente.

El incendio en Ezeiza no da tregua y los bomberos trabajan arduamente.

Las 15 dotaciones de bomberos y los dos helicópteros hidrantes trabajan para que el fuego no avance hacia zonas residenciales. Todavía se ve el humo desde algunos countries de la zona de Canning y los vecinos se mantienen en alerta. En toda la ciudad se siente el olor del humo y algunos barrios amanecieron con cenizas.

incendio canning ezeiza (4).JPG
Tras haber controlado y apagado el foco de Canning, ahora los bomberos trabajan en el incendio de Ezeiza.

Tras haber controlado y apagado el foco de Canning, ahora los bomberos trabajan en el incendio de Ezeiza.

Ayer, hubo pedidos desesperados de vecinos de los barrios más cercanos al incendio para que se detuviera el avance del fuego. Muchos se movilizaron para llevar agua y asistir a los bomberos en medio de una jornada agobiante, que llegó a los 42 grados. Para peor, durante la noche hubo viento, lo que volvió más difícil de controlar el incendio.

Dejá tu comentario