Canning | hotel | Canning | avión

La tripulación del avión venezolano-iraní no renovó su estadía en el hotel de Canning: qué pasará

Ninguno de los miembros de la tripulación puede abandonar en el país. Su estadía en el hotel de Canning está abonada hasta hoy.

La tripulación del avión Boieng 747, integrada por 14 venezolanos y cinco iraníes, espera desde hace diez días en el Hotel Plaza Central Canning una definición de la Justicia: por orden del juez Federico Villena, ninguno de ellos puede abandonar el país y la aeronave en el que vinieron se encuentra retenida en Ezeiza en una zona a la que suelen llevarse los vehículos en desuso.

La estadía de la tripulación en el Hotel Plaza Central Canning está abonada hasta hoy y nadie pidió aún una extensión, según publicó La Nación. El pago del alojamiento corrió por ahora por cuenta del Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos S.A. (Conviasa) y los huéspedes fueron prolongando diariamente su estadía.

hotel.jpg

Los tripulantes esperaban ayer recuperar todos sus teléfonos y computadoras. Ayer, el juez Villena ordenó la devolución porque la Policía Federal Argentina y Cibercrimen ya terminaron de descargar la información que se encontró dentro de los aparatos. Ahora, todo eso deberá peritarse. Los tripulantes del avión nombrarán un perito de parte para que controle cómo se lleva adelante esta medida de prueba.

El viernes pasado, después de una serie de allanamientos realizado en el hotel de Canning, un miembro de la tripulación denunció al director de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) por “allanamiento ilegal”, además de reclamar mayor celeridad a la justicia.

Dejá tu comentario