Canning | Canning | fiesta | Mar del Plata

Mataron a tiros a un vecino de Canning en Mar del Plata en una fiesta

Maximiliano Rihl tiene 44 años y falleció esta madrugada. Trabajaba como guardia de seguridad y falleció de tres disparos.

Un hombre de 44 años, oriundo de Canning, falleció esta madrugada de domingo 26 de junio en Mar del Plata. Se trata de Maximiliano Rihl, quien estaba trabajando como guardia de seguridad en una fiesta privada en un balneario, cuando recibió tres balazos de un hombre a quien le negó la entrada. El sujeto no pudo ser identificado y escapó.

Todo ocurrió en la puerta del balneario Horizonte Club de Playa, cerca de Punta Mogotes, en Mar del Plata. El sospechoso llegó al establecimiento alrededor de las 04:00 horas, a bordo de un Toyota Corolla. En ese lugar se festejaba un cumpleaños y recibió la negativa por parte de los organizadores cuando quiso entrar al evento sin invitación.

canning fiesta mar del plata 2.jpg
El balneario de Mar del Plata, donde ocurrió la fiesta en que falleció el hombre de Canning.

El balneario de Mar del Plata, donde ocurrió la fiesta en que falleció el hombre de Canning.

Según informó el portal 0223, fue en ese momento que el sospechoso mantuvo una fuerte discusión con un empresario de la localidad de Quilmes, identificado como Ariel Núñez. A raíz de ese violento cruce verbal, el ahora prófugo lo atacó y le provocó fracturas en el brazo y en la pierna derecha.

Luego, regresó a su Toyota de color blanco y tomó un arma. Así, apareció nuevamente en la entrada del balneario y comenzó a los tiros: asesinó de tres disparos a Rihl, quien trabajaba en una cadena de carnicerías en el partido de Ezeiza y era oriundo de Canning. Tras el homicidio, el atacante volvió a su vehículo y se fugó de inmediato.

Tras el ataque, los invitados a la fiesta de inmediato llamaron al SAME y una ambulancia llegó al balneario a los pocos minutos. Así, se trasladó a Rihl hasta un centro de salud, ubicado en la calle 12 de Octubre al 4.400, pero pese a la atención de los médicos de la guardia, murió pocos minutos después.

La causa quedó en manos de la fiscal Florencia Sala, quien ordenó como primera medida que la Policía Cientifica realice las pericias en el balneario: así se encontraron numerosas vainas calibre 9 milímetros. La fiscal Salas investiga el crimen de Rihl y el ataque a Núñez como un “homicidio y lesiones” y espera poder dar con el paradero del sospechoso en las próximas horas.

Dejá tu comentario