Canning | Canning | Edesur | countries

Canning: entre conexiones truchas y falta de inversión de Edesur, el problema de la luz en los countries

En la región de Canning conviven el problema de la falta de obras en la red eléctrica con las conexiones clandestinas en algunos barrios privados.

Año tras año, Edesur detecta cada vez más conexiones clandestinas al servicio de energía eléctrica en countries y barrios privados de la región, zona que incluye Canning, Ezeiza, San Vicente y Presidente Perón. En promedio, se detectan entre “seis o siete” establecimientos urbanos con “enganches de lujo” a los que la empresa debe enviar empleados para cortar el suministro de luz.

“Hay countries de Canning muy reconocidos, que están hace muchos años instalados y ya tienen un nombre, que tienen conexiones al servicio de la luz por media tensión de manera clandestina”, sostuvo Carlos Tuya, secretario gremial del sindicato de Luz y Fuerza en la región, ante El Diario Sur. “Nosotros los llamamos enganches de lujo”, comentó.

canning edesur countries 3.jpg
Edesur detecta más de 300 casas de countries en Canning, por año, con conexiones ilegales.

Edesur detecta más de 300 casas de countries en Canning, por año, con conexiones ilegales.

“Este tipo de conexiones las descubrimos cuando nos llaman porque hay alguna avería y nos solicitan que nos presentemos a revisarlo. Ahí chequeamos y advertimos que hay dos o tres transformadores en el establecimiento que no figuran como declarados”, explicó el secretario gremial. “Y después llega la orden para cortar o abrir lo que esté alimentando esos transformadores,”, agregó.

Por año, Edesur detecta entre “seis o siete” countries o barrios privados que tienen conexiones clandestinas al servicio de energía eléctrica. Sin embargo, eso no significa que todo el country esté “enganchado”, puede suceder que solo una parte del total de las viviendas tengan la conexión de manera ilegal. “Entre 300 y 500 conexiones ilegales está detectando Edesur, haciendo un promedio estimado”, contó.

“Esto pasa porque Edesur no realiza las inversiones que debe hacer”, aseguró. “Obliga al Municipio o al grupo privado que quiere desarrollar un barrio a costear la inversión para hacer una conexión normal y legal. Entonces, si un barrio quiere pedir una extensión de una línea de media tensión y el montaje de un transformador, ellos te piden el valor total de la inversión, que ronda los 40 millones de pesos por nada más que tres manzanas”, explicó. “Son números imposibles de manejar”, describió.

“La luz llegó hace 10 o 20 años atrás con un transformador que hoy sigue siendo el mismo. Edesur no acompaña el crecimiento demográfico, entonces de ese mismo transformador se terminan enganchando todos”, sostuvo el secretario gremial.

Leé también

Verano en Canning: ya comenzaron las consultas para alquilar casas en countries para la temporada 2022/23

“La única diferencia entre un barrio abierto de una ciudad y un barrio privado, es por dónde pasan los cables. En un barrio ves el poste de luz y los cables enganchados. En un barrio privado no los ves porque están bajo tierra, pero roban igual o hasta más”, indicó. “El cambio tiene que venir desde Edesur, ellos son los que tienen que hacer la inversión en infraestructura que hoy no existe y no hay ni siquera un proyecto de planificación”, remarcó.

“Nos agreden y solo cumplimos órdenes”

El secretario gremial de Luz y Fuerza en la región, Carlos Tuya, dijo que, cuando los trabajadores de la empresa detectan una conexión clandestina en un country y tienen que cortar el suministro, reciben agresiones por parte de la seguridad del barrio. “En junio de este año tuvimos una situación de agresión en Canning. Nosotros vamos a un country y no sabemos si es por una falla o a cortar el suministro. Muchos empleados llegan al establecimiento y se encuentran con una situación de violencia hacia ellos que no tienen la culpa de nada, solo están cumpliendo órdenes”, contó.

“El verano va a ser terrible con los cortes de luz”

“El invierno que pasó no fue tan duro con el frío, pero sí muy terrible con los cortes de luz y las protestas constantes ante la falta del suministro. Pero peor va a ser en el verano, va a ser terrible y muy duro”, estimó Carlos Tuya. “Seguimos igual, con las mismas políticas de años atrás sin inversiones. Los empleados solo estamos haciendo tareas de mantenimiento por lo que se rompe, no prevenimos las cargas y los territorios siguen creciendo. No hay proyecto de extensión de línea”, explicó. “Lo veo mal”, insistió.

Dejá tu comentario