CANNING

Volvió el calor y comenzó la temporada de helados: ¿Cuanto cuestan en Canning?

Por primera vez la temperatura superó los 30 grados desde que comenzó la primavera y los vecinos ya buscan refrescarse probando sus gustos preferidos.
jueves, 10 de octubre de 2019 · 16:03

La primavera comenzó hace 20 días en todo el país, pero recién hoy la temperatura superó los 30 grados en la ciudad de Canning, por eso, los vecinos salieron a buscar sus gustos preferidos de helado para refrescarse con algo rico. Sin embargo, debido al aumento en el valor de los productos, todos revisan cada precio antes de gastar. 

Los comercios, que antiguamente solo ofrecían los clásicos potes de diferentes pesos y variedades de cucuruchos, ahora cuentan con una mayor oferta gastronómica porque llegaron las paletas animadas, elegidas principalmente por los más chicos. Estas se suman a la venta de postres, alfajores helados y todo tipo de dulces frescos. 

A pesar que los precios son muy variados, el kilo de helado en la ciudad cuesta un promedio de $526, la mitad se puede llevar por $312 y el cuarto cierra en $167.5. Para quienes no tengan ganas de comprar tanta cantidad, el promedio de cucuruchos es de $147 y el vaso chico ronda en los $114.

Las nuevas paletas que vienen de todos los sabores, rellenas, grandes, chicas, frutales y hasta animadas, son furor entre los clientes más jóvenes que "entran corriendo al local para ver cuáles van a elegir". La brecha de costos también es muy grande con respecto a este producto porque las más simples arrancan en $60 y llegan hasta los $175 en el caso de las más decoradas. 

Si bien las temperaturas altas incrementa el consumo de helado, también modifican la manera en la cual los clientes lo toman. Durante los meses de invierno, la gran mayoría solo se acercaba para comprar y luego se retiraba, pero cada vez son más los que ahora se sientan en los bancos ubicados al aire libre para descansar por unos minutos mientras disfrutan de su helado.

"Durante la primavera el número de compradores aumenta, pero no tiene comparación con los meses de verano. A partir de noviembre, las ventas se disparan y crecen aún más durante los fines de semana" concluyó uno de los comerciantes de Canning.

Comentarios