Luciana Peker

“En la Argentina es más fuerte el machismo que la homofobia”

La periodista de Página/12 Luciana Peker presentará en Esteban Echeverría su libro “La revolución de las mujeres”, donde retrata los logros del feminismo desde la ley de anticonceptivos hasta la actual lucha contra los femidicios.
domingo, 16 de abril de 2017 · 10:50

Desde mucho antes de que se hablara de femicidios y de que sea políticamente correcto sacarse una foto con el cartelito de #NiUnaMenos, la periodista Luciana Peker se ha encargado de reflejar las problemáticas de género que atraviesan las mujeres en la Argentina. Con el regreso de la democracia como punto de partida, cuenta Peker que se han desarrollado varias luchas: los anticonceptivos gratuitos, el matrimonio igualitario, el aborto legal, seguro y gratuito y la más reciente contra la violencia machista.

Ese recorrido queda retratado en "La Revolución de las mujeres. No fue solo una píldora” (Eduvim, 2016), el libro que Peker presentará el próximo viernes 28 de abril a las 11 de la mañana en el espacio cultural El Telégrafo (Alem 275, Monte Grande) junto a la secretaria de Desarrollo Social Paula Ferro. El libro es una serie de notas de Peker que recorren 20 años de periodismo con perspectiva de género.

-¿Cómo arrancaste con el periodismo de género?

-Hace 20 años que trabajo en revistas femeninas, que en muchos casos se las puede catalogar como un periodismo menor, pero la verdad que a mí me ha servido para mirar con profundidad lo que pasaba con las mujeres en la política, en la sociedad. Y ha servido para generar espacios de agenda propia.

-Claro, como la lucha por los anticonceptivos a la que hace referencia la "píldora” del título de tu libro.

-Sí, esa fue una campaña que se llamó "Cielos anticonceptivos” que hicimos en la revista Luna, justamente para impulsar lo que después fue la ley de salud sexual y protecciones responsables. La anticoncepción gratuita fue la primera gran lucha desde la vuelta de la democracia. Las anticonceptivas habían sido prohibidas por la dictadura y después legalizadas por Alfonsín, pero había que pagarlas. 20 años tomó esa conquista. Y ese espacio de la revista me hizo conocer muchas historias de mujeres que necesitaban presentar un amparo para ligarse las trompas porque si tenían otra cesárea más corría riesgo su vida; cosas muy impactantes.

-¿Y cuál te parece que es la gran pelea de estos tiempos para el feminismo?

-Creo que la gran lucha es por el aborto legal, seguro y gratuito. En Argentina hay un acceso por causales, por ejemplo cuando la mujer fue violada o el parto puede afectar la salud física y emocional. Es decir que hay un derecho que se puede ejercer, pero solo algunos tienen las herramientas para hacerlo. Y es significativo que hayamos logrado el matrimonio igualitario –algo que es un orgullo- y no una ley de aborto. En la mayoría de los países tienen o las dos cosas o ninguna. Eso habla de un machismo más fuerte que la homofobia, y de una sociedad liberal pero ensañada con el cuerpo de las mujeres.

-¿Cómo ves el tratamiento que hacen los medios de la lucha contra la violencia de género y del colectivo #NiUnaMenos?

-La Argentina es un faro en Latinoamérica en cuanto a darle relevancia social, política y sobre todo en las calles a la lucha contra los femicidios. Pero los medios, y en especial la tele, están muy atrasados. En general, se les cierran las puertas a las mujeres y no dan lugar al reclamo que hay en las calles, sino que se lo retrata para asustar.

Comentarios