En Radio

A tres años de su polémica frase, Gustavo Cordera aseguró: "Me podría haber muerto, varias veces"

Al aire de Basta de Todo, el popular cantante contó cómo vivió la condena social y mediática a sus declaraciones de agosto de 2016. “No hice nada, solo hice una descripción desafortunada, no es punible”, sostuvo.
miércoles, 02 de octubre de 2019 · 07:50

Una frase desafortunada del popular músico Gustavo Cordera cambió por completo su vida, tanto artística como social. En una charla de periodismo en TEA, allá por agosto del 2016, aseguró que “hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo". El comentario rápidamente tuvo un fuerte repudio y una condena social y mediática a su persona, llegando incluso a una denuncia en el INADI.

A tres años del episodio, Cordera dio una entrevista en el programa radial “Basta de Todo” y aseguró  que se siente “aliviado”. “Después del episodio lamentable en mi vida, en un principio lamentable, porque hoy mirándolo en perspectiva creo que fue perfecto lo que sucedió", explicó el ex Bersuit.

A pesar de que se suspendió el juicio en su contra, deberá hacer shows solidarios y asistir a un taller de género. “La probation la pedimos nosotros porque el juicio no iba a llegar a ningún lado, no cometí delito y tampoco ninguna persona me acusó", aclaró. “No hice nada, solo hice una descripción desafortunada, no es punible. La Justicia tenía que hacer algo políticamente correcto a todo lo que se generó. Yo hice una descripción en la que creo, pero que no voy a repetir para no lastimar a nadie", añadió.

En este sentido, volvió a asegurar que sacaron de contexto sus dichos en una charla a la que accedió ir con gusto. “Al ser editado suena horrible. Al no tener la grabación de esa charla, tardé 40 días para saber lo que había sucedido, un tiempo muy largo para defenderme de una condena social. Por eso no salí nunca a defenderme”, destacó. “He cometido muchos errores en mi vida, y los seguiré cometiendo porque es la única manera que tengo de crecer", agregó.

 “Para mí era muy importante la imagen, el pensamiento del otro, la mirada del otro. Y la mirada pasó a ser condenatoria. Era tan horrible para mí el afuera, que el único lugar que me quedó para estar fue adentro mío. Por primera vez en mi vida me miré para adentro. Me quedé solo en La Paloma (Uruguay), porque también en la familia solo se hablaba de esto. No se podía hablar de otra cosa. Tuve que irme hacia adentro y fue reverencial, porque finalmente comencé a quererme, me hice hombre", contó sobre su forma de reconstruirse tras la condena social aunque añadió: "Me podría haber muerto, varias veces eh. No solamente yo, sino también gente muy allegada a mí, que vivió crisis de depresión muy peligrosa".

Finalmente, completó con una reflexión: "Hemos salido todos adelante, nos hemos fortalecido. Pero si todo esto sirvió para encontrar a quien he encontrado adentro mío no tengo más que agradecer a todos los que me condenaron".

A pesar de que sus shows bajaron de manera drástica tras sus polémicos dichos, volverá a pisar el escenario del teatro Coliseo a fines de noviembre. "No solo me bajaron shows, sino también estaba el miedo al escrache. Ahora eso terminó. Inclusive la gente se dio cuenta de que fue exagerado, muy exagerado, demasiado exagerado. Recibir una condena mucho antes que la Justicia te examine... Fui una persona totalmente examinada. Durante tres años no tuve ninguna denuncia", cerró.

Comentarios