Televisión

Qué es lo que sucederá en la segunda parte de "Argentina, tierra de amor y venganza"

La ficción llegó finalmente al final de su primera parte dando paso a un salto temporal que enfrentará a los protagonistas con nuevos problemas.
viernes, 30 de agosto de 2019 · 08:30

“Argentina, tierra de amor y venganza”, la producción de época de El Trece que supo ganarse a los televidentes, finalmente llegó al final de su primera parte. Luego de 112 capítulos, la serie puso en jaque a los personajes antes de dar un salto temporal de dos años antes de continuar con la historia.

Leandro Calderone, uno de los guionistas de la ficción habló con La Nación y contó que la decisión de dar el salto temporal no sólo afectará a los personajes sino que también mostrará un cambio de contexto en la realidad del país y el mundo.

Cómo seguirán las historias de los protagonistas luego de este cambio:

Bruno (Albert baró), el joven español preparando una meticulosa venganza contra Torcuato (Benjamín Vicuña), quien finalmente había logrado poner a su rival contra las cuerdas, ahora se encontrará en el otro lado de la balanza. Tras caer en la trampa de su enemigo pasará dos años en prisión, soñando con la posibilidad de huir para volver a reconfigurar su plan de venganza. A pesar de su historia con Lucía, en los pequeños avances que han mostrado se lo ve besando a Francesca (Malena Sánchez), lo que indica que la historia dará un giro también en ese sentido.

Por su parte, sin su enemigo en el medio, Torcuato Ferreyra vuelve a su plan de convertirse en uno de los miembros más importantes y distinguidos de la sociedad. El personaje se meterá en una carrera política, acumulando poder y tratando de rearmarse y consolidarse con el objetivo de llegar al senado.

Lucía, protagonizada por Delfina Chaves, es un personaje que atravesará un profundo cambio en la historia, dado que ahora la veremos como madre. El drama en este sentido se encontrará en quién es el padre de su hijo, al que está criando Torcuato. También se destaca que aun viviendo bajo el mismo techo, la pareja será un matrimonio sólo en apariencia, dado que la relación será “distante, cargada de fricciones y muy desgastada”, de acuerdo a las palabras del guionista”.

El paso del tiempo también encontrará en una posición muy atípica a Aldo (Gonzalo Heredia). Luego de renunciar al amor de Raquel (Eugenia Suárez) y aceptar su lugar como padre de la hija de Alicia (Mercedes Funes), su cercanía al mundo de Ferreyra lo llevará a una situación de mucho peligro.

Calderone explica que "Aldo está con Alicia, pero no como una pareja consolidada. Ella lo retiene con mil artilugios, pero como pareja nunca estuvieron ni lo van a estar. Están criando a su hija, y ahí es donde va a venir una de las pequeñas sorpresas, al menos durante unos capítulos, porque Aldo va a estar en un lugar inesperado. Hasta acá, él fue uno de los líderes de la banda y ladero de Bruno, pero después del salto en el tiempo, pareciera que Aldo se dio vuelta".

Con respecto a Raquel, su lucha contra Samuel Trauman (Fernán Mirás) seguirá firme. La Polaca, ya fuera del prostíbulo, no cesará en su objetivo por liberar a otras mujeres que se encuentran en la misma situación que estuvo ella. Unida a Salaberry (Luciano Cáceres), Raquel no bajará los brazos y se convertirá en una pieza clave en la lucha contra la trata de personas.

Por su parte, Trauman también tendrá en el futuro más lejano una batalla contra Alfreda (Vivian El Jaber), una mujer que ganó mucho poder en ese oscuro mundo.

Una de las incorporaciones más importantes es la de Maite Lanata con el nombre de Carmen, quien como hija ilegítima de Trauman se sumará al grupo que busca destruir a Samuel, para vengar a su madre.

Según destaca el guionista, Carmen tendrá una historia muy interesante con Julián (Tomás Kirzner), el joven policía que también es hijo de una prostituta. Su madre, Ivonne (Andrea Frigerio), siempre procuró su bienestar, y a pesar de ambos tener una relación nula, una enfermedad que sufrirá la mujer quizá puede ser la llave para acercarlos.

La prohibición de los burdeles empuja a Trauman a transformar su negocio, y así es como idea la fachada de un cabaret para ocultar su red de prostitución. En el marco de ese lugar, aparecerán nuevas caras y una de ella será la de Mecha (Soledad Fandiño), que tendrá un rol muy importante al tener una historia de amor con Aldo.

La última gran incorporación al elenco, será Pirucha, una prima de las Morel que llega desde Mar del Plata para trabajar en el bar. Interpretada por Andrea Rincón, la mujer conocerá a la banda y se enamorará de Córdoba (Diego Domínguez), una situación que generará esperadas fricciones con Ana (Candela Vetrano).

Con respecto al final de la serie, se confirma que no habrá un segundo salto en el tiempo. Según detalló Calderone, el equipo de guionistas ya se encuentra en la escritura del último tramo de la historia, y la intención es que Argentina, tierra de amor y venganza, cierre su historia hacia finales de este año.

Comentarios