Esteban Echeverría | Barrio | comedor | trabajo

El barrio Las Chacritas tendrá un nuevo Centro de Asistencia

Es impulsado por el comedor y la cooperativa del barrio. El Municipio llevó en los últimos días materiales para finalizar la obra.

Embed

En el barrio Las Chacritas de Monte Grande viven más de 200 familias humildes. Las calles de tierra, las edificaciones de material sin revocar y las casillas de chapa y madera son los componentes que terminan formando una vista panorámica en la que sólo un lugar queda en centro del paisaje: el comedor del barrio.

Ahí está Roberto “Tano” Penzotti (54), quien dirige el merendero, es vecino del barrio y amigo de todos en la zona. Tal es así que hoy en día ya es padrino de 21 niños de Las Chacritas.

Penzotti llegó a Monte Grande Sur hace décadas. Fue uno de los primeros vecinos e impulsó el comienzo de urbanización del barrio. Con la llegada de cada vez más gente a Las Chacritas, “El Tano” cedió su propio terreno para fundar el comedor homónimo al barrio: “Quiero que cuando yo ya no esté esto siga, que sea para la gente”, le dice a El Diario Sur.

Mientras cuenta cómo funcionan el comedor y la cooperativa de trabajo que también encabeza, detrás de “El Tano” van y vienen cinco vecinos con baldes de arena para hacer cemento. Son cinco hombres que están poniendo la mano de obra para lo que será el nuevo Centro de Asistencia del barrio, el primer centro de salud de la zona: “Esperamos inaugurarlo para el 22 de diciembre. Hoy, la salita más cercana la tenemos a unas 30 cuadras”, explica Penzotti.

IMG_2091.JPG
Barrio Las Chacritas. "El Tano" Penzotti junto al área en obra. Con su cooperativa generó trabajo para muchos vecinos de la zona.

Barrio Las Chacritas. "El Tano" Penzotti junto al área en obra. Con su cooperativa generó trabajo para muchos vecinos de la zona.

Y ahí está su orgullo sobre la labor comunitaria que desempeña. Si bien lo gratifica poder ayudar a que las familias tengan todos los días un plato de comida caliente, lo que él ve como el verdadero logro son los puestos de trabajo que pudo generar.

Además de la construcción, hay mujeres que también trabajan en una huerta orgánica: “El trabajo es dignidad, y los vecinos quieren trabajar, no tener que ir a un piquete. Hoy es una necesidad, pero en un futuro me gustaría que en el comedor ningún chico necesite venir a comer. Ojalá todos comieran en su casa y que acá vengan a jugar y mirar los dibujitos”, agrega “El Tano”.

Para avanzar con las obras en el Centro de Asistencia, el intendente Fernando Gray se acercó personalmente a Las Chacritas la semana pasada para llevar ventanas, puertas, bolsas de cal, cemento y arena, cerámicas para el piso, artefactos eléctricos y caños de agua.

Este será el lugar donde los vecinos, a partir de su propio esfuerzo y del acompañamiento municipal, podrán recibir asistencia médica, de forma gratuita y a metros de su hogar.

Dejá tu comentario