Esteban Echeverría | coronavirus | Clínica Monte Grande | terapia

El sistema de salud privado, saturado en la zona sur por la segunda ola del coronavirus

Por la suba de casos de coronavirus, en Clínica Monte Grande la terapia trabaja "al 120%". Ocurre lo mismo en otros centros privados, como el Sanatorio Juncal.

“Es como trabajar en una guerra”. Así definió el doctor Carlos Santoro, CEO de Clínica Monte Grande, la situación del centro de salud privado más importante de Esteban Echeverría. Por efecto de la segunda ola de la pandemia de coronavirus, en la clínica debieron hacer cierres transitorios de la guardia de emergencias y aseguran que la terapia intensiva opera “al 120%” de su capacidad. En otras instituciones privadas la situación es similar, como el Sanatorio Juncal.

“Si alguien llama para pedir un paciente para terapia hoy no tengo capacidad. Está al 120%. Y si alguno de los pacientes que ya tenemos se agrava lo tengo que subir a la terapia, y también tengo otras patologías”, informó Santoro hoy ante América TV.

En la puerta del centro de salud llegaron a formarse en los últimos días largas filas de vecinos a la espera de hisopados y de atención ante síntomas de coronavirus. “Es como trabajar en una guerra. Es muy duro porque estás diciéndole a la gente que no la podés atender porque no tenés capacidad, entonces se pelean entre ellos, se la agarran con el personal nuestro. El personal nuestro está saturado, cansado. El sábado tuvimos que cerrar la guardia por algunas horas porque no teníamos capacidad”, describió Santoro.

También informó que este martes Clínica Monte Grande alcanzó el record de positividad en hisopados de coronavirus, con el 43%.

“Cuando la gente está esperando 4, 6 horas por una consulta y sale el personal y les dice que no hay lugar, la gente estalla. Entonces llega un momento que decís ‘paro acá”, sostuvo Santoro.

La saturación de Clínica Monte Grande se da en línea con situaciones similares replicadas en otros centros de salud privados de la región y de Capital Federal. En el sector público de la región el sistema funciona “estresado” pero sin llegar al colapso.

Como informó hoy El Diario Sur, el sanatorio Juncal de Temperley también opera al límite de su capacidad. "Lamentamos informar que nos encontramos excedidos en nuestra capacidad de atención. Por favor, diríjase a otro centro asistencial", fue la frase que apareció en un cartel pegado en la puerta de la clínica ubicada en la Avenida Almirante Brown 2779. En el letrero se aclaraba además que en la guardia se atenderían "únicamente emergencias con riesgo de vida".

Dejá tu comentario