Esteban Echeverría | vecina | dinero | colecta solidaria

Emilia lo logró: con donaciones juntó el dinero necesario para no quedar ciega

La vecina de Esteban Echeverría padece queratocono y necesitaba una cirugía para no perder la visión. La solidaridad local logró lo imposible.

Cuando la vecina Emilia Romero (25) recibió el presupuesto para operarse de la vista y no quedar ciega sintió que pagarlo sería imposible. El costo ascendía a los 425.000 pesos por cirugía -necesita dos, una en cada ojo-, una cifra que estaba lejos de su alcance. Pero no se dio por vencida y, con la ayuda de toda la comunidad, comenzó con su familia una colecta solidaria que esta semana logró reunir el monto total.

Emilia estudia en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora para ser licenciada en Trabajo Social y es mamá de un nene de 9 años. La enfermedad que padece se conoce como Queratocono. Es una afección que debilita la córnea y la hace sobresalirse del ojo. "El doctor me explicó que es hereditario, y fue avanzando muy rápido", contó Emilia.

Se operará primero del ojo derecho, con el cual ya no ve en absoluto, y más adelante del izquierdo. De éste último ve parcialmente con lente de contacto.

"Para mí volver a ver sería volver a nacer, ya que hace mucho padezco de esta enfermedad. Hace cinco años uso lente de contacto del lado izquierdo porque el ojo derecho no me lo tomó nunca", había expresado la vecina a El Diario Sur en abril, cuando este medio dio a conocer el caso.

Desde entonces cientos de personas le donaron dinero, hubo rifas organizadas por su familia, el Club de Leones de Monte Grande también se movilizó para colaborar, y de a poco la colecta se volvió cada vez más grande. Finalmente, este fin de semana el Municipio de Esteban Echeverría se contactó con Emilia para costear el 50% de sus operaciones.

"Es una felicidad muy grande para mí volver a ver. Es como volver a nacer. Con la ayuda de todos y de mis papás, que nunca me soltaron la mano, voy a ver otra vez. Le quiero agradecer a cada una de las persona que me ayudaron. Sin ellos no hubiera sido posible esto", concluyó Emilia, que ahora solo espera a que la Fundación Zambrano le de fecha para operarse.

Dejá tu comentario