Esteban Echeverría | Monte Grande | hombre | Salud

Desmayos, descompensaciones e infartos: las claves para tratar de evitarlos y cómo proceder

Tres hombres fallecieron la semana pasada en pleno centro de Monte Grande por infartos. Los conceptos de los profesionales sobre cómo afrontar situaciones de este tipo en la vía pública.

En el lapso de una semana, el centro de Monte Grande fue el escenario de tres fallecimientos de adultos mayores que caminaban por la calle. Sufrieron episodios cardíacos repentinos y, a pesar de que recibieron atención de salud rápidamente, sus vidas no pudieron ser salvadas. En el marco de esa “mala racha” shockeante para la ciudad, El Diario Sur consultó con especialistas sobre cómo evitar desmayos y cómo se debe proceder ante situaciones así.

“La gran mayoría de los desmayos y descompensaciones se deben a dos grandes factores. Uno es que baje la presión, la otra es que baje la azúcar”, dijo el cardiólogo Omar Prieto al ser consultado por El Diario Sur. Y agregó: “También se pueden producir desmayos por causas cardiológicas, hay síncopes benignos y otros malignos como arritmias o infartos, y causas neurológicas, como episodios de convulsiones”.

Desmayo Antigua Municipalidad.jpg

Uno de los aspectos más importantes a considerar tras los episodios de descompensaciones, es saber cómo tiene que proceder la gente de alrededor. “Lo primero que se debería conocer es saber hacer reanimación cardiopulmonar (RCP) para poder identificar si se trata de un descenso de presión, azúcar o paro cardiorespiratorio. Hay que controlar que estén presentes los signos vitales, generar un espacio para que las personas tengan aire y también comunicarse de manera inmediata con una ambulancia”, recomendó Prieto. Y aclaró: “Por supuesto que esto tiene que ser así en un ámbito seguro. Si sucede en una calle, lo primero que se debe hacer es detener el tráfico”.

Para neuróloga Andrea Baiman, especialista del Centro Rossi que también atiende en el Sanatorio San Juan, Clínica Dulce Espera y Clínica Modelo, el procedimiento “depende de qué es lo que pasa”. En ese sentido, detalló: “Hay que controlar los signos vitales, poner en juego maniobras de resucitación, cambiar al desmayado de postura para que no se ahogue, ver si está consiente, si responde a preguntas, como si cuenta con antecedentes o toma medicación. También hay que llamar al 107 para que intervenga rápidamente el servicio de salud”.

RCP.webp

Según la especialista, “en neurología y cardiología son frecuentes las consultas relacionadas con gente que perdió la conciencia, ya que las dos áreas trabajan juntas en estos casos porque a veces no se le encuentran las causas”. En ese sentido, explicó: “Por la parte neurológica, los desmayos se pueden producir por vértigo, trastornos u obstrucciones cerebrales, crisis epilépticas o por disautonomía, que consiste la pérdida abrupta del conocimiento por la baja de azúcares o presión arterial”.

“A la gente mayor que tiene que ir a un banco, por ejemplo, se le recomienda siempre que vaya acompañado, que tenga cuidado con las altas temperaturas y que estén hidratados”, sugirió la neuróloga, que se lamentó: “En Argentina cuesta encontrar a personas entrenadas en RCP, que son cursos muy cortos que deberían darse hasta en las escuelas”.

Andrea Baiman - Neuróloga

“A las personas que se desmayaron alguna vez le recomiendo que se controlen y chequeen para que sepan cuál fue la causa de esa descompensación”.

Andrea Baiman.jpeg

¿Son evitables estos episodios?

La prevención o detección de factores de riesgo cardiovascular, convencionales o no convencionales, hace que estos tipos de episodios sean lo menos posible durante una vida. “Mantener una vida saludable, una alimentación y un peso acorde, hacer ejercicio, valores de presión y glucemia normales, descansar como corresponde también ayuda a que se llegue a estas situaciones”, recomendó el cardiólogo Omar Prieto a El Diario Sur. Y contó: “Hay estudios complementarios que tratan de detectar estos episodios antes de que sucedan. Algunas veces, como la palabra lo indica, son accidentes, que son atemporales y completamente impredecibles”.

Omar Prieto.jpeg

Sobre pacientes epilépticos

Según la neuróloga Andrea Baiman, muchos pacientes no saben que son epilépticos. “En lo popular uno tiene la imagen de personas que se sacuden, caen al suelo y pierden el conocimiento, pero hay otras epilepsias que tienen que ver con cambios de conductas o trastornos motores y sensitivos”, comentó la especialista. Y agregó: “Tengo muchos pacientes de este estilo que, por consultar por molestias que tienen, recién ahí se dan cuenta que son epilépticos”.

Dejá tu comentario