Esteban Echeverría | delincuente | micro | Robo

Liberaron al delincuente que robó el micro y terminó a los tiros en Camino de Cintura

Así lo dispuso la UFI N°2 de Esteban Echeverría. El delincuente, que ya cuenta con antecedentes, fue imputado por lesiones culposas.

Este martes 14 de junio, el delincuente que había sido protagonista del robo de un micro en Mataderos y escapó de la policía durante más de 20 kilómetros en una cinematográfica persecución hacia Luis Guillón, quedó en libertad. La medida fue determinada por la Unidad Funcional de Instrucción N°2 de Esteban Echeverría, en función de los hechos ocurridos del lado de provincia.

En la noche del pasado lunes 13, en la calle Zelada al 5300 del barrio porteño de Mataderos, un delincuente armado robó un micro escolar. Tras el llamado a la Policía por parte del dueño, comenzó una persecución de película que duró más de 20 kilómetros. En el transcurso de la persecución, el micro escolar chocó con más de 20 autos y hubo un tiroteo de por medio que finalizó en Camino de Cintura, en el límite entre Lomas de Zamora y Esteban Echeverría.

micro robado.jpeg
Así quedó el micro tras el robo y persecusión entre un delicuente y la Policía desde Mataderos hasta Esteban Echeverría.

Así quedó el micro tras el robo y persecusión entre un delicuente y la Policía desde Mataderos hasta Esteban Echeverría.

Este martes, en horas de la tarde, se conoció que finalmente el delincuente detenido fue dejado en libertad. El acusado, que ya contaba con una causa por tentativa de robo en 2020 en Capital Federal, sólo fue imputado por lesiones culposas. En la causa intervino la fiscal Verónica Ciffarelli, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 2 de Esteban Echeverría, según informó el periodista de policiales Mauro Szeta.

El sujeto escapó hacia la avenida General Paz, entró a Lomas de Zamora a través del Puente La Noria, recorrió la avenida Juan Domingo Perón -ex Camino Negro- y dobló por Juan XXIII, mientras era perseguido por patrulleros de la Policía de la Ciudad y de varias comisarías de Lomas, La Matanza y Esteban Echeverría. Posteriormente pasó frente a la Universidad Nacional de Lomas de Zamora y tomó la Ruta 4 en dirección a Llavallol, pero su huida no se extendió mucho más.

Al llegar al cruce de Camino de Cintura y San Martín, en el límite con la localidad de Luis Guillón, varios móviles policiales encerraron al micro, le dispararon al motor y las ruedas y lograron que detuviera su marcha. Así, después de 30 kilómetros de persecución, detuvieron al delincuente. Se trataba de un hombre de 43 años que tenía antecedentes por robo. El detenido fue trasladado al Hospital Santamarina de Monte Grande para recibir atención médica por los golpes sufridos durante la persecución.

Dejá tu comentario