Esteban Echeverría | Monte Grande | Maximiliano Gagliardo | Quilmes

Maxi Gagliardo, de Monte Grande: ídolo de Los Andes, dueño del arco de Quilmes y talismán de los ascensos

A los 40 años, el vecino de Monte Grande ataja en Quilmes, que se mantiene puntero de la Primera Nacional.

Maximiliano Gagliardo, vecino de Monte Grande, a los 40 años sigue firme en el arco de Quilmes, luego de haber jugado casi 600 partidos en 14 clubes, siendo su paso por Los Andes en Lomas de Zamora, uno de los más recordados.

El arquero del “Cervecero” vive hace 14 años en Monte Grande junto a su esposa y sus hijos, aunque el futbolista vivió durante su infancia y adolescencia en Chivilcoy, en el interior de la Provincia de Buenos Aires, donde nació su pasión por el fútbol.

“Siempre me gustó estar en el arco, un día vi a un amigo de mi primo atajar y ya desde ese momento siempre quise hacerlo”, contó Maxi, en diálogo con El Diario Sur. “Viví ahí hasta los 13 años, cuando me fui a Arrecifes a jugar”, agregó.

Desde ese momento Gagliardo comenzó una larga carrera. En 2004 fue arquero en Almirante Brown de Arrecifes, más tarde pasó por El Porvenir en Gerli, y siguió por varios clubes del ascenso como Flandria, Platense, Deportivo Morón, Tristán Suárez, Defensa y Justicia, Atlanta hasta una breve temporada en el equipo chileno Unión San Felipe.

Pero su verdadera consagración llegó con su paso por Los Andes, donde permaneció por seis temporadas entre 2013 y 2018. Allí logró el primero de los ascensos de categorías, cuando el “Milrayitas” pasó de la B Metropolitana a la B Nacional en 2014 y se convirtió en un ídolo del club de Lomas de Zamora, cuya hinchada le dedicó un mural cerca del estadio Eduardo Gallardón.

image.png
Gagliardi es uno de los ídolos de Los Andes tras su paso por el Milrayitas.

Gagliardi es uno de los ídolos de Los Andes tras su paso por el Milrayitas.

“El ascenso con Los Andes fue uno de los que más me acuerdo, lo remarco como uno de los más importantes. Haber estado tanto tiempo en el club y terminar siendo ídolo fue algo especial”, contó el arquero.

De Los Andes pasó a Arsenal, donde consiguió otro de los ascensos cuando el equipo de Sarandí pasó de la B Nacional a la A en el año 2019. Luego en Barracas Central logró la misma proeza cuando el equipo pasó a jugar en Primera en 2022. Más tarde llegó un breve paso por Independiente de Rivadavia de Mendoza hasta que este año llegó a Quilmes Atlético Club, equipo que actualmente está primero en la B Nacional y con el que podría repetir un nuevo ascenso, que podría ser el cuarto en su carrera.

“Antes de estar en un equipo que busca mantenerse en primera, prefiero estar en un equipo que está más abajo y busca el ascenso. Eso significa que el club quiere hacer bien las cosas y que tiene ambición. Me genera adrenalina y eso es lo que me mantiene activo a mi edad”, explicó Gagliardo, que aún quiere seguir en las canchas a sus 40 años.

La rutina de entrenamiento de Maxi

“Todos los días empiezo a entrenar bien temprano a la mañana, cuando salgo desde casa hasta el club en Quilmes”, relató Maxi Gagliardo. “Después llego a mi casa a las 13:30 y descanso un poquito”, añadió.

“La mayoría de los días hago un doble turno, en un gimnasio, donde me ocupo de entrenar más a nivel muscular”, completó el arquero de Monte Grande. “Así todas las semanas hasta que llega el fin de semana de concentración y el partido”, finalizó Maxi.

Leé también: Vecinos colgaron un pasacalles de advertencia: "Atención chorros... acá estamos organizados"

Dejá tu comentario