SOCIEDAD

A ocho años del "meteorito" que sacudió Esteban Echeverría

Es una de las historias más recordadas por todos los vecinos. Por la fuerza que tomaron las hipótesis de un acontecimiento astronómico el caso llegó a oídos de todo el país. Hasta hoy continúan las versiones encontradas.
jueves, 26 de septiembre de 2019 · 15:27

El 26 de septiembre de 2011 no fue un día como cualquier otro en Esteban Echeverría. Exactamente a las 02:30 gran parte del distrito se despertó por un enorme e inusual estruendo. En un abrir y cerrar de ojos tres casas de la Av. Luis Vernet, entre Los Andes y Garreador, se convirtieron en un montón de escombros. En su interior quedaron siete personas gravemente heridas y una vecina muerta: Silvia Espinoza, de 43 años. Del otro lado, un caos total por el frenesí popular que alimentaba las teorías que, hasta hoy, algunos insisten con reafirmar.

Un misil, un meteorito, una bola de fuego, chatarra espacial, una garrafa... Pasaron ocho años del trágico acontecimiento y todavía no hay un consenso popular sobre qué causó el desastre. Una de las personas más exacerbadas aquella mañana fue Pablo Daniel Warmkraut, investigador de fenómenos extraterrestres del grupo Aurora: "Basta, NASA, basta de mentirnos. Que nos digan la verdad, nos vienen mintiendo desde Roswell", gritaba entre los vecinos, de frente a los escombros (Roswell es una ciudad estadounidense en la que cayó un presunto OVNI en 1947). Hasta hoy Warmkraut sigue sosteniendo que esto fue obra de un Objeto Volador No Identificado: "El trabajo de nuestro grupo está abocado a la verdad y los testigos que entrevistamos coinciden en que un enorme artefacto cayó del cielo. Creemos que se oculta la verdad de lo ocurrido esa madrugada y por esa razón seguiremos acompañando a los damnificados", explicó, apuntando a las máximas autoridades nacionales como responsables de la poca transparencia que denuncia en este caso. 

¿Qué determinó la Justicia? La versión oficial indica que una tenue pérdida de gas en un horno pizzero generó acumulación y de allí la descomunal explosión. La causa estuvo a cargo de la fiscal Andrea Nicolettide, titular de la UFI N°6 de Lomas de Zamora. 

Lo cierto es que la onda expansiva que generó la explosión destruyó las ventanas de cientos de casas y comercios a la redonda, un panorama de dimensiones que parecen demasiado para una simple acumulación de gas. También hubo un detenido en la causa: un joven que difundió una foto del desastre, con una aparente ráfaga del meteorito, y esto ensalzó aún más los comentarios sobre material extraterrestre. 

Así está el lugar hoy en día.

Hoy, a ocho años del hito, el lugar de los hechos es nada más que un terreno baldío, donde nunca volvió a vivir nadie. Pero difícilmente los vecinos olvidan de echar un vistazo cuando pasan por ahí: "Acá cayó el meteorito...", suelen comentar por si algún desprevenido que pasa todavía no está al tanto. 

Comentarios