Miércoles 21 de Noviembre   14:12 hs

22°
Actual
18° Min 21° Máx
En la televisión

De Ezeiza a protagonizar “Un Gallo para Esculapio”

Con escenas muy comprometidas, Erika de Sautu Riestra encarna a “la turca” Mercedes en la exitosa serie argentina. Conocé más sobre ella en esta entrevista exclusiva.

Erika de Sautu Riestra tiene un gran y prestigioso recorrido por las tablas y los sets de televisión. No obstante, su popularidad escaló recientemente por su participación central en la tira nacional “Un Gallo para Esculapio”, donde encarna a “La turca” Mercedes, mujer de Luis Luque. La gran pantalla no sólo le trajo nuevas experiencias sino también retos profesionales como protagonizar una escena de sexo casi explícito junto a Peter Lanzani.

Comenzó con las clases de teatro ni bien salió del colegio a los 18 y no concibe la vida fuera de esta profesión. “Mi primera audición fue en el Teatro San Martín.Las audiciones de teatro son muy difíciles cuando empezas: es un mes cantando y bailando en audiciones con bailarines y cantantes, fijándote si estás en la cartelera para ver si quedaste o no, además estar haciendo audiciones con amigas viendo como quedaban otros o no… después de un mes de todos los que nos presentamos quedamos 35”, recuerda.

En su carrera, principalmente en teatro, pasó por todos los géneros. Hizo dramas, comedias, musicales, espectáculos tanto para chicos como para grandes. “Más allá de que uno tenga una característica donde se pueda lucir más, el actor es actor, vos jugás a hacer un rol y se supone que tenés que poder hacer lo que se te pida. Por ahí tenés más tendencia al humor o a otra cosa, yo me siento muy cómoda en la comedia pero también en el drama”, explica.

Después de un tiempo trabajando en teatro y con algunos papeles en tiras de Polka, fue llamada por Underground para participar en “Un Gallo para Esculapio”. “Estoy muy feliz con el elenco. Ya desde la producción son muy buena onda y cuando desde arriba son así, eso se traslada al elenco, los camarógrafos, a todo el trabajo”, añadió.

A la hora de elegir una escena, elige sin dudas la que más polémica causó: la escena de sexo con Peter Lanzani. “Es una escena de sexo muy fuerte para televisar en Argentina, casi explicito, fue la que más me costó y con la que más tuve que trabajar”, explica.  

Finalmente, a pesar de su éxito en la televisión, asegura que su pasión es el teatro. “Siento que el verdadero actor es el de teatro porque hay un laburo muy fuerte de varios meses de ir buscando el personaje y creándolo con el director, tener a la gente ahí presente es otra cosa”.

Comentarios