Ezeiza | Ezeiza | escuela |

La historia de un vecino de Ezeiza que es profesor de historia y entrenador de básquet

Es oriundo de Ezeiza y combinó la pasión por la docencia y el deporte de toda su vida. "Ambas profesiones me dan la posibilidad de hacer lo que más me gusta, que es acompañar a los jóvenes en su formación".

Juan Carlos Zorrilla es un vecino de Ezeiza que desde hace más de 22 años desempeña como profesor de historia en varias escuelas secundarias del partido. Detrás de su vocación por la docencia y la transmisión de conocimientos, muestra su fanatismo por el básquet que lo llevó a vincularse muy de cerca con el deporte.

Con el paso de los años comenzó a especializarse en el básquet convirtiéndose en el año 2003 en entrenador del Club Tamberos de Tristán Suárez e incluso logrando ser el conductor del equipo U19 de Esteban Echeverría en el Torneo Provincial de Mar del Plata. Hoy, está al mando del equipo femenino de la institución y en diálogo con El Diario Sur explica cómo hace para combinar su rol como profesor y director técnico.

“Ambas profesiones me dan la posibilidad de hacer lo que más me gusta, que es acompañar a los jóvenes en parte de su formación, independientemente de la escuela o el club”, expresó el hombre de 54 años que dedica gran parte de su día dividiéndose entre sus dos vocaciones y agregó: “El hecho de inculcar valores como el compañerismo, respeto, la solidaridad, la empatía y proyectar metas comunes, me llenan de satisfacción y me empujan a estar siempre lleno de energías”.

Jugadora entrenando.jpeg

Como todos los docentes y entrenadores tuvo que adaptar sus formas de enseñanza tanto educativa como deportiva a la plataforma digital a la cual define como una “buena herramienta”: “Con los chicos de la escuela mantenemos el vínculo a través de diferentes formatos como Zoom, Google Drive, correo electrónico y WhatsApp, considerando las posibilidades de cada uno ya que lamentablemente no todos tienen las mismas condiciones. De todas formas siempre les digo que piensen que cada vez falta menos para reencontrarnos en la escuela”.

Mientras que a la hora de practicar con las chicas del básquet a distancia, Juan Carlos trató de fortalecer la fortaleza mental de su equipo frente al encierro: “Con el club entrenamos cuestiones relativas a la actividad física y por suerte tuvimos gran repuesta. Si bien sabemos que no será posible regresar en lo inmediato a la competencia, entrenamos incentivándonos con esa mentalidad”.

Sin embargo, pese a todo lo que posibilita el Zoom “nada reemplaza el vacío que siento de compartir con otros en la escuela y la adrenalina que me genera permanente el básquet y la enseñanza”. “Por eso mi mayor deseo que pronto encontremos la solución a esta pandemia y así todos podamos retomar el contacto”, completó el vecino de Ezeiza.

Temas

Dejá tu comentario