Lanús | Lanús | boxeo | Agustín Gauto

De una sociedad de fomento de Lanús a pelear por el título mundial: una promesa del boxeo argentino

Se trata de Agustín Gauto o más conocido como el "Avión" de Lanús, un joven boxeador que pelearía por el título mundial.

El joven boxeador Agustín Gauto, conocido como "El Avión” entrena en la sociedad de fomento Villa Argerich, Lanús Oeste, a metros del Hospital Evita, el mismo lugar que lo vio crecer y donde practicó el deporte toda su vida. El boxeador se encuentra próximo a disputar el título mundial en su categoría “mini mosca”.

“Este pibe tiene algo especial, es diferente”, dijo el periodista de boxeo Carlos Irusta. Entonces el chico de quien hablaba tenía 20 años y apenas 9 peleas como profesional. El joven da motivos para que el boxeo argentino siga soñando. Hoy, a los 23, ya es todo un contendiente al campeonato mundial.

5bd0f35b44c7f.jpg
El boxeador de Lanús se encuentra próximo a disputar el título mundial en su categoría.

El boxeador de Lanús se encuentra próximo a disputar el título mundial en su categoría.

De sus 16 peleas como profesional, todas las ganó. Once de ellas fueron por knock out y hoy está clasificado número uno para la WBO (Organización Mundial de Boxeo) y 3 para la WBA (Asociación Mundial de Boxeo) en la división de los "mini moscas". De hecho, hace menos de un año estaba casi a punto de pelear por la corona mundial pero debido a la pandemia su sueño quedó postergado.

En una charla con el Diario Sur, Agustín Gauto expresó: “Fueron tiempos duros para todos, porque no solamente no pude entrenar como debía, aunque nunca deje de hacerlo. Mi papá, Hernán, tuvo que cerrar el gimnasio donde yo entreno en la Sociedad de Fomento y estuvo buscando un trabajo que por suerte consiguió.”

WhatsApp Image 2021-04-20 at 14.13.41.jpg

El “avión” de Lanús relató: “Empecé en el boxeo a los 14 años y a los 19 peleé por primera vez de forma profesional. Entreno en el mismo lugar desde que comencé con el boxeo y en el barrio, sobre todo la gente mayor, me conocen desde que nací, para mí es una alegría enorme que me vean pelear. Yo viví toda mi infancia a dos cuadras de este gimnasio y de chico jugaba a la pelota en ese club. En el barrio están contentos conmigo.”

Agustín contó que en la Sociedad de Fomento durante meses hicieron todos los días ollas populares brindando un plato de comida a cada vecino que se acercaba y se enorgulleció del club del cual forma parte, dispuesto a colaborar en acciones futuras.

“De algo estoy seguro y es que trabajo, pienso, como, respiro y vivo las 24 horas del día como boxeador. Soy un pibe de barrio y mi sueño es ser campeón mundial, y voy a poner todo de mí para lograrlo”, finalizó Agustín Gauto.

Dejá tu comentario