Llueve sobre quemado

La lluvia trajo alivio y la sirena de los bomberos dejó de ser la banda de sonido constante de la vida en nuestra región. Pero también hubo lugar el último jueves para un diluvio breve y violento, que dejó calles inundadas y usuarios sin luz.