Lomas de Zamora | Temperley | vecina | MetroGAS

El drama de una vecina de Temperley: lleva cinco meses sin gas y le siguen facturando

Cocina con una garrafa y debe bañarse en casa de amigos junto a sus dos hijos. Pide que Metrogas devuelva el servicio en su casa de Temperley.

Florencia Menéndez, la reconocida muralista de Temperley, relató el calvario que está pasando desde hace cinco meses. Denunció que en todo ese tiempo no tuvo gas, que no puede bañarse en su casa y que las facturas le siguen llegando a precios altísimos.

"El 19 de agosto de 2020 gente de Metrogas quitó el caño de gas que unía mi casa con el caño maestro por una pérdida que encontraron en la vereda, me dijeron que si cambiaba un pequeño tramo del caño de mi entrada, en una semana lo reconectaban. Eran los días más fríos del año", comenzó la artista.

Florencia muralista.jpg
Florencia Menéndez es una reconocida artista y vecina de Temperley.

Florencia Menéndez es una reconocida artista y vecina de Temperley.

"El gasista matriculado que vino a arreglarlo me dijo que por las nuevas normativas de seguridad de Metrogas debía cambiar todos los caños de la casa (una casa de mas de 100 años), respiraciones y cambios de llaves de gas, medidor etc. O sea romper todo así de un día para el otro sin previo aviso", prosiguió.

La obra tenía un costo muy elevado, pero Florencia pudo afrontar ese gasto gracias al remate de 30 cuadros suyos a mitad de su valor. Fueron dos semanas de obras en plena pandemia, con todo el peligro que significaba tener a tanta gente en su casa de Temperley. Parecía que todo quedaría en un mal recuerdo de pocos días, pero cinco meses después, todavía sigue sin servicio. "Hoy enero 2021 aún Metrogas no mandó al supervisor para que dé el OK para reconectar el gas", se quejó la vecina.

factura.jpg
Una de las facturas de gas que le llegó a la vecina de Temperley.

Una de las facturas de gas que le llegó a la vecina de Temperley.

Este gran problema hace que no pueda cocinar con normalidad ni ducharse en su propia vivienda, con el agravante económico: la facturación sigue corriendo y la deuda crece cada vez más. "Van cinco meses bañándonos todos los días en casas de amigos, cocinando en condiciones de campamento, gastando un montón de plata en garrafitas y con la casa a punto de explotar por los aparatos eléctricos, quedándome sin luz a cada rato. Además de que me siguen llegando las facturas del gas y el triple de caras. Completamente desprolijo e injusto", remarcó.

En su momento, amigos suyos le acercaron estufas para pasar el invierno y al día de hoy le prestan la casa para que ella y sus hijos puedan bañarse. Entrado el 2021, sigue esperando una respuesta de Metrogas y pide ser escuchada para que le devuelvan el servicio que le corresponde. Según le confirmó a El Diario Sur, ya juntó 14.000 pesos de deuda. "El 'quedate en casa' parece una tomada de pelo en estos casos", cerró.

Dejá tu comentario