Lomas de Zamora | tren | Temperley | Haedo

El regreso del "tren fantasma": volvió el ramal Temperley-Haedo después de un año y medio

El servicio estaba interrumpido desde octubre de 2019. Un recorrido que atraviesa una realidad muy triste del Conurbano, marcada por la pobreza, la inseguridad y el abandono.

Después de un año y medio, volvió a funcionar el ramal Temperley-Haedo de la Línea Roca, un servicio fundamental para conectar la Zona Sur con la Zona Oeste. 18 meses de obras le volvieron a dar un poco de vida a un tren que refleja una cara tristísima del Conurbano. La pobreza, la inseguridad y el abandono son las principales características de un ramal que con los años se ganó la fama de “tren fantasma”.

El servicio había sido suspendido en octubre de 2019, luego de que se detectaran socavamientos en los terraplenes cercanos a la estación Kilómetro 34. El tren tuvo que dejar de circular porque corría peligro de descarrilarse. Después de un largo período de trabajos y pruebas, donde sólo circulaban solitarios trenes de carga, esta semana se concretó el regreso del transporte de pasajeros.

Volvió el ramal Temperley-Haedo después de un año y medio

En total son 26 los kilómetros de recorrido entre los partidos de Lomas de Zamora y Morón. La vuelta del servicio fue con siete trenes diarios y 80 minutos de viaje entre las cabeceras. A las 6:45 salió la primera formación desde Temperley y a las 8:20, la primera desde Haedo. Así será el cronograma todos los días.

Es sabido que este ramal atraviesa muchas realidades. A medida que el tren avanza, el paisaje se hace cada vez más lúgubre. La salida desde Temperley ya es un anticipo: en el primer día, las postales fueron los vagones semivacíos, personas aisladas, casi dormidas, y algún guardia de seguridad controlando que no se repitan los hechos de inseguridad que le dieron tan mala reputación a este tren en el pasado.

La primera estación, Hospital Español, es el primer eslabón de una cadena de desolación. No tiene boleterías, ni terminales de SUBE, ni molinetes, ni guardas que controlen. Casi nadie sube ni baja en esta parada, que es una construcción pequeña y apenas techada. Y que sin embargo, es mejor que muchas otras que vendrán. Es que varias estaciones fueron históricamente terraplenes sin pavimentar, algunas sin asientos, con poca o nula señalización y con viviendas precarias al costado del ferrocarril, en barrios donde la seguridad no abunda.

Terraplen.jpg
Estos socavamientos obligaron a suspender el servicio Temperley-Haedo. El tren corría peligro de descarrilarse.

Estos socavamientos obligaron a suspender el servicio Temperley-Haedo. El tren corría peligro de descarrilarse.

Fue justamente en estas paradas donde se detectaron los faltantes de tierra que obligaron a interrumpir el servicio en 2019. El desborde del arroyo Santa Catalina y del canal Mugica, más la inundación de las casas -pegadas a la vía-, impulsó a los habitantes de la zona a socavar los terraplenes linderos a las estaciones Kilómetro 34 y Pedro P. Turner para acelerar el drenaje del agua.

Las invasiones en los terraplenes se combinan con las múltiples denuncias sobre robos y arrebatos que ocurrían cuando el tren pasaba por las zonas de Ingeniero Budge y Villa Albertina. También se reportó que la gente de esas zonas tiraba piedras a las formaciones. En su momento, debió hacerse un cerco perimetral para evitar estas situaciones.

Vagon tren.jpg
El vagón, semivacío el día que volvió el servicio.

El vagón, semivacío el día que volvió el servicio.

Con ese panorama viajan los vecinos de Lomas de Zamora, de Morón y de los barrios intermedios. Muchos no abonan el boleto. Algunos, porque aprovechan los pocos controles. Otros, porque simplemente no pueden pagar.

En todo el recorrido por esos terrenos descampados se oye la bocina del tren, avisando que volvió un servicio de muchísima ayuda para conectar dos municipios bastante alejados. Una bocina que también es el grito de un sector olvidado. De una zona marginada. De una realidad triste. De un tren fantasma.

Cronograma de horarios

horarios temperley haedo.jpg
Ramal Temperley-Haedo.

Ramal Temperley-Haedo.

Dejá tu comentario