Lomas de Zamora | Temperley | trigemelos | embarazo

Nacieron trigemelos en Adrogué: sus padres son de Temperley y aseguran que es un milagro

Ismael, Ana y Alelí nacieron prematuros y se encuentran internados en la Clínica IMA, dando batalla por su vida. Su familia es del barrio San José.

La vida de Luciana Lezcano y Adrián Rivero, vecinos de Temperley, cambió para siempre el 28 de diciembre de 2021, cuando llegaron a sus vidas Ismael, Ana y Alelí. Los trigemelos nacieron prematuros, solamente con 29 semanas de gestación, en la clínica IMA de Adrogué. Actualmente continúan internados dando pelea por su vida, y sus padres aseguran que su nacimiento fue un milagro. Se calcula que un nacimiento de trigemelos ocurre cada 200 millones de embarazos.

En dialogo con El Diario Sur, Luciana relató cómo fue el momento en el que se enteró que iba a ser madre de trigemelos: “En la primera ecografía, el médico me dijo que tenía dos bolsas, pero como recién estaba de dos semanas el bebé todavía no se podía ver. Seguí con los estudios de rutina y a los días voy a otro ecografista, me preguntaron ciertas cosas y luego me avisan que estaba esperando tres bebés. Yo no entendía y no le creía, fui con la idea de que eran dos”.

Luciana, vecina del barrio San José de Temperley, tiene 31 años y también es madre de un adolescente de 14 años, una nena de 4 y otra de 2. Si bien se amparaban en el dicho "donde comen tres, comen cuatro", la noticia de la llegada de tres nuevos bebés generó una verdadera revolución en la familia. Cada momento del embarazo fue especial, con dificultades de salud, en plena pandemia y año escolar.

trigemelos.jpg

“Fue muy movilizante, salí llorando del consultorio, porque tenía una mezcla de sensaciones. El médico le avisó al obstetra y me abrieron el panorama de lo que iba a venir, tenía que hacerme algunos estudios antes que cualquier embarazo. Los primeros tres meses me la pasé en la cama con vómitos y nauseas, pasaba días sin comer, hasta que llegó un punto que ya no toleraba ni tomar agua, así que me tuvieron que internar. Me sentía inútil porque no podía hacer nada, mi casa estaba patas para arriba en todo sentido”, continuó Luciana.

Como suma a las complicaciones, el nene mayor de la pareja tiene diabetes y es considerado paciente de riesgo, por lo que debían extremar los cuidados en el hogar debido a la pandemia. Es por este motivo que pocas personas podían visitarlos. Luciana y Adrián están juntos hace 15 años y su historia de amor comenzó en la secundaria.

WhatsApp Image 2022-01-28 at 10.52.06 AM.jpg

“Los médicos me dijeron que mi estado de salud era normal para estar esperando tres bebés. Para la fecha de las fiestas, mi panza era tan grande que ya no podía ni caminar, mis piernas y pies estaban muy hinchados. El 26 de diciembre comencé a perder líquido y detectaron que uno de los bebés rompió bolsa, por lo que programaron la cesárea para el 28, y nacieron ese día: uno a las 9:20 y los otros dos a las 9:25. Tenía mucha ansiedad por saber cómo estaban, llegaban a la vida dos meses antes que lo esperado”, siguió contando Luciana.

La mujer fue dada de alta el jueves 30 pero los bebés continúan internados en la sala de neonatología de la clínica IMA esperando recuperarse. Hubo algunas complicaciones que no fueron detectadas en el embarazo, algo que suele ocurrir en esos casos. Las gemelas tenían el síndrome transfusor-transfundido (STT) que ocurre en embarazos gemelares e involucra una continua y lenta donación de sangre de un feto al otro. Por lo tanto, Alelí tenía un peso mayor al de Ana; si bien los órganos de ambas se encontraban formados correctamente, la primera tenía un tamaño considerablemente más grande.

WhatsApp Image 2022-01-28 at 10.52.06 AM (1).jpg

Aún no se sabe cuándo serán dados de alta y hay muchos factores para tener en cuenta. En principio, los médicos esperan que los trigemelos cumplan al menos 36 semanas desde la gestación y lleguen a pesar más de 2 kilos. En la actualidad, dos de ellos están en terapia, Ana e Ismael, y Alelí en sala intermedia de neonatología. Sus padres los visitan al menos dos veces al día.

La elección de los nombre tiene todo un significado para la familia y Luciana contó como los eligieron: “El nombre del varón lo elegimos por un sueño que tuve y uno de mi marido, entonces quedó Ismael Federico. El de la gemela más grande, cuando la abuela de Adrián se enteró que venían en camino pidieron que le pongamos su nombre, pero faltaba uno más actual. Es por eso que cuando estuve internada comencé la búsqueda y encontré el que me gustaba por su significado así que la llamamos Alelí Dominga. El de la más pequeña lo eligió su madrina, ella fue la que más complicada de salud estuvo, por eso la nombramos Ana Milagros”.

Por último con respecto al nacimiento de los trigemelos y el estado actual de su salud, Luciana, expresó: “Mis hijos me transmiten fuerza, están aumentando de peso y creciendo. Hay días que el parte médico no es el más alentador, están en un proceso normal de internación. Los profesionales me dijeron que ellos eligen cuándo nacer, si continuaban en mi panza no era muy probable que vivieran. Un mes atrás el parte no era nada alentador, no tenían que adelantarse y si bien los tres estuvieron en mi panza, fueron realidades totalmente distintas. Mi miedo por su salud todavía no se va, nada quita que sus cuerpitos no soporten lo que queda, pero tengo mucha fe que van a salir adelante”.

Las trigemelas del 2020

en-familia-con-leonel-y___ZJh_T8rYG_720x0__1.jpg

Victoria, Julieta y Delfina Chainski Catalá son trigemelas genéticamente idénticas y son vecinitias de Lomas de Zamora. Nacieron el 25 de julio del 2020 en ese orden, a las 10:02, 10:03 y 10:05, en la Clínica IMA, de Adrogué, donde las esperaba un gran equipo de profesionales. Allí estuvieron internadas en la sala de neonatología casi dos meses. Leonel Chainski y Vanina Catalá Ortmann, sus padres, transitaron casi todo el embarazo en pandemia. Estaban de viaje por Praga, en República Checa, cuando ella comenzó a sentirse mal y confirmaron el embarazo en Cracovia, Polonia.

Dejá tu comentario