BANFIELD

124 años de Banfield, un club de origen británico que nació lejos del fútbol

La institución fue fundada el 21 de enero de 1896 con una marcada influencia de habitantes ingleses, escoceses e irlandeses, sin darle prioridad al fútbol y con otros colores en su camiseta.
martes, 21 de enero de 2020 · 14:33

Este martes 21 de enero se cumplen 124 años de la fundación del Club Atlético Banfield. Una institución que tuvo un origen con sello británico, que no nació como un club de fútbol y que no tenía los colores verde y blanco que hoy lo identifican.

Todo se remonta a la segunda mitad de la década de 1880, cuando muchas familias de origen anglosajón –en su mayoría ingleses, escoceses e irlandeses-, se radicaron en el naciente pueblo de Banfield. El territorio se llamaba así en consonancia con la estación del ferrocarril, la cual había sido creada en 1873 en homenaje a Edward Banfield, primer gerente general de la empresa Ferrocarril del Sud. El estilo de vida de aquellos habitantes, su idiosincrasia y sus costumbres se vieron reflejadas rápidamente en el desarrollo urbano, con casas al estilo de villas inglesas y dinámica social victoriana. En ese contexto se gestó la creación del club.

Fue el 21 de enero de 1896 cuando un grupo de comerciantes ingleses que vivían en Banfield se pusieron de acuerdo para fundar la institución. No dudaron en bautizarlo con el nombre del pueblo, aunque con un toque británico: Banfield Athletic Club. Por aquel entonces no era extraño que los clubes tuvieran el nombre en inglés; de hecho, en la zona ya existía desde 1891 el Lomas Athletic Club, que todavía conserva esa denominación, y más atrás en el tiempo había ocurrido lo mismo con el Quilmes Athletic Club.

Daniel Kingsland y George Burton fueron los referentes de la fundación y enseguida se erigieron como primer presidente y vicepresidente de la historia del club, ambos con una marcada impronta inglesa. Kingsland era exportador de ganado a Gran Bretaña, mientras que Burton era contador, graduado en Cambridge.

En primera instancia, los fundadores le dieron al club un rol más social que deportivo, bastante alejado del fútbol. Una muestra de ello es que el partido inaugural del club fue de cricket, deporte que fue prioridad del presidente hasta 1899, lo cual explica los pobres resultados del equipo de fútbol hasta esa fecha. Recién en aquel año, a partir de la asunción del contador Alfred John Goode, Banfield empezó a dedicarse de lleno a la disciplina que lo hizo famoso.

No nació en Peña y Arenales

La primera cancha del Taladro estuvo ubicada en un descampado destinado al pastoreo, a pocas cuadras de la estación de tren (posiblemente a la altura de la calle Rincón) y junto a las vías. Recién en 1904 pasó a jugar en Peña y Arenales, en un terreno cedido gratuitamente por la Compañía Primitiva de Gas. En la década de 1920 se adquirió definitivamente ese campo, se empezaron a construir las tribunas y, tras varias remodelaciones con el paso de los años, fue inaugurado en 1940 el actual Estadio Florencio Sola, llamado así en honor a uno de los presidentes de aquella época.

A pesar de la cercanía con Lomas Athletic, nunca se gestó una rivalidad futbolística tan grande como la que existe con Lanús y Los Andes. Probablemente, porque cuando Banfield se consolidaba en el fútbol, Lomas empezaba a dejar de lado ese deporte hasta desafiliarse en 1909.

¿De dónde salió el apodo del club?

El origen se remonta a 1940, cuando el Banfield recién ascendido hizo una gran campaña que sorprendió a los clubes de Primera y a los periodistas que cubrían aquel torneo. El diario “El Pampero” apodó al equipo como “El Taladro”, en referencia a que “taladraba” a sus rivales, y ese seudónimo quedó hasta nuestros días.

¿Y los colores verde y blanco?

Al principio, la camiseta era muy diferente a como se la conoce actualmente. Diarios de la época cuentan que la primera vestimenta era color “marrón y oro”, posiblemente porque la mayoría de los socios trabajaban en el ferrocarril, donde esos colores figuraban en las señales de peligro de las barreras. Años más tarde, mutaron a una indumentaria negra y azul. Recién en 1904, cuando se reorganizó el club bajo la presidencia de Burton con el nombre Banfield Football Club, se adoptaron los colores verde y blanco que se mantienen hasta el día de hoy.

Comentarios