Nacionales | planes sociales | trabajo | ministro

Planes sociales: el gobierno avanza en el reordenamiento

Una de las ideas es traspasarles el control de los planes sociales a los jefes comunales, que hoy en día manejan los movimientos sociales.

El jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, confirmaron que en la segunda quincena de agosto comenzará la revisión de los planes sociales del Potenciar Trabajo, el plan que el Estado delegó en los movimientos sociales.

La polémica se reabrió cuando un par de meses atrás la vicepresidenta Cristina Kirchner embistió contra el Movimiento Evita y sugirió reemplazar este tipo de programas sociales por una política de ingreso directa para un universo mayor de personas, sin intermediaciones ni discrecionalidades. Con la llegada de Sergio Massa al ampliado ministro de Economía, el Gobierno prometió avanzar con un reordenamiento de los planes sociales.

Por su parte, los movimientos sociales no quieren ser desplazados como intermediarios, ya que las cooperativas de trabajo que organizan les sirve también para fidelizar una base estable de militancia y financiamiento para sus estructuras políticas.

marcha 2.jpg

El ministro de Desarrollo Social, Juan Zavaleta, se reunirá el viernes con intendentes del conurbano del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio para contarles sobre el modo de funcionamiento y la hoja de ruta de las auditorías a los planes sociales.

Una de las ideas es traspasarles el control de los planes sociales a los jefes comunales, reduciendo así la influencia de los movimientos sociales.

El Potenciar Trabajo es un programa de inclusión socio productiva que otorga a los beneficiarios (generalmente agrupados en cooperativas) una asignación que en agosto ascenderá a $22.770 (y se estudia un refuerzo adicional excepcional de 11.000) a cambio de una contraprestación laboral de 80 horas semanales promedio.

Para diciembre de 2001, el universo de beneficiarios había crecido a 1.300.000 personas, una cifra que se mantiene relativamente estable hasta la actualidad.

Dejá tu comentario