Nacionales | Covid-19 | Conicet | vacuna

Trabajan en una vacuna nacional contra el coronavirus

Se trata de la primera investigación latinoamericana en busca de una vacuna. Los científicos pertenecen al Conicet y de la Universidad de San Martín.

Seis meses pasaron desde que se detectó en China la aparición del Covid-19. A casi tres meses de su llegada a nuestro país, un grupo de científicos del Conicet y de la Universidad de San Martín comenzarán a trabajar en una vacuna para la población. En el mundo ya hay más de un centenar de proyectos de este tipo en desarrollo, pero se trata del primero en Latinoamérica.

El conjunto de científicos, liderado por la doctora Juliana Cassataro –investigadora del Conicet y especialista en inmunología, enfermedades infecciosas y desarrollo de vacunas- ganó un subsidio por 100 mil dólares. El mismo fue otorgado por la Unidad Coronavirus, Agencia de Investigación que depende del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, para desarrollar una vacuna contra el Covid-19.

El equipo nacional a cargo de esta difícil tarea se encuentra compuesto por once investigadores y científicos: Karina Pasquevich, Lorena Coria, Diego Álvarez, Eliana Castro, Claudia Filomatori y Lucía Chemes y los becarios Celeste Pueblas, Laura Darriba, Laura Bruno y Eugenia Bardossay.

“Estamos recién empezando, es un proyecto que nos financió la Unidad Coronavirus del MINCyT hace 15 días, somos un grupo multidisciplinario de inmunólogos, que ya veníamos trabajando en vacunas, virólogos y expertos en estructura de proteínas”, explicó al respecto Casssataro a Infobae.

Los especialistas decidieron embarcarse en la búsqueda de la vacuna del Covid-19, enfermedad que ya registra 6 millones de casos confirmados en todo el mundo- dado que venían trabajando en vacunas orales contra enfermedades infecciosas. “Veníamos viendo que hay algunos grupos en el mundo que están muy adelantados y la pregunta que nos planteamos fue si valía la pena empezar algo desde acá, pero en el mundo hay cien grupos como el nuestro que recién empiezan a probar, y si efectivamente logran resultados exitosos habría que ver lo que sucede con la distribución de las vacunas, para que efectivamente lleguen a nuestro país y a todo el mundo, por eso nuestro proyecto es para probar en más o menos 9 a 12 meses lo que sería la etapa preclínica, y si tenemos buenos resultados ahí tendremos que conseguir mucho más financiamiento para comenzar la etapa clínica”, explicó la investigadora del Conicet a cargo de esta importante investigación.

“Ahora estamos en la parte en la que los especialistas virólogos y de estructura de proteínas se encuentran eligiendo cuáles son las partes del virus (SARS-CoV-2) que se van a usar en la vacuna, porque nos queremos asegurar que tenga los antígenos de la cepa que circula en nuestra región”, explicó Cassataro sobre el punto en el que se encuentra esta investigación nacional para lograr la inmunidad contra el Covid-19.

En este sentido, destacó que el próximo paso de los investigadores del Conicet será ir probando la vacuna “con diferentes adyuvantes o formulaciones en ratones para ver la inmunogenicidad, y ver cuál de todos los que probamos da la respuesta que buscamos, que es encontrar anticuerpos neutralizantes del virus”. Luego procederán a ver qué modo de aplicación de la vacuna contra el Covid-19 es más efectivo y rápido (oral, intramuscular o subcutáneo) y cuál es más económico para reproducir y aplicar masivamente.

Dejá tu comentario