Provinciales | Casamientos | Registro Civil | Cuarentena

Volvieron los casamientos, con protocolos y sin invitados

El Registro Civil ya está funcionando y retoman los turnos para casamientos que habían quedado pendientes. Las iglesias siguen esperando autorización.

Ya sin aislamiento y en la nueva etapa de DISPO, el Registro Civil volvió a funcionar y se retomaron las actividades presenciales para todos los trámites, incluidos los casamientos. Los primeros en volver, con todos los protocolos sanitarios, fueron quienes ya tenían turno para marzo y abril. Además se volvieron a reactivar los pedidos de turno para los próximos meses.

Los protocolos destiñen un poco la alegría que se acostumbra en los casamientos. Los novios solamente pueden estar acompañados durante la ceremonia por los testigos, quienes son una parte importante para la unión civil.

Donde todavía no se retomaron las uniones es en las iglesias. Aunque esperanzados de tener novedades en las próximas semanas, autoridades de distintas instituciones de la región señalaron a El Diario Sur que es complejo oficiar las bodas desde el costado religioso, dado que no todas cuentan con espacios al aire libre para poder organizar las celebraciones.

Querían casarse antes de convivir, pero la cuarentena les cambió los planes

pareja casamiento san vicente.jpg

La cuarentena y el amor fueron más fuertes. Los jóvenes de San Vicente Julieta Peña y Brian del Río, de 22 y 24 años, se vieron forzados a cambiar de planes y empezar a convivir sin haberse casado, como habían planeado para este 2020. “Nos puso mal porque habíamos elegido primero casarnos y después mudarnos juntos. Pero la pandemia cambió todo y lo dejamos en las manos de Dios”, contó Julieta ante El Diario Sur.

Los dos se conocieron a través de Facebook en 2019. Para mayo tuvieron sus primeras salidas y el flechazo no se hizo esperar. Él trabaja en un country de la zona, mientras que ella estudia el profesorado de nivel primario. Rápidamente surgieron los planes de convivencia. Primero vinieron unas vacaciones en el Chaco, y volvieron decididos. Pero enseguida empezó la pandemia.

“Al principio estuvimos tristes porque él vive con la abuela, que es de riesgo, y no nos podíamos ver. Pero finalmente me vine a vivir con él y con ayuda de su familia nos estamos construyendo nuestra casa. La pasamos mal porque él estuvo sin trabajo, pero ya lo recuperó”, relató la joven. Esta semana sacaron turno para el casamiento por civil, que será el 8 de enero, y esperan la habilitación de la Iglesia Evangélica de la que son fieles para formalizar la unión ante la fe. “Vamos a hacer una fiesta muy íntima. Estamos muy contentos”, sostuvo la novia.

Una espera larguísima en Lomas: la cuarentena dejó sin boda a Nora y Daniel

Recuadro casamiento Lomas.jpg

Nora Escarcena y Daniel Morales viven en Llavallol y llevan ocho meses esperando dar el “sí” en el Registro Civil. El día que debían presentarse para pedir fecha coincidió con el comienzo del aislamiento y el sueño de la pareja quedó estancado desde entonces.

“Estábamos a punto de reservar fecha para mayo. Nos casábamos el 7, ya teníamos el salón y la fiesta paga. El día que tenía que ir a pedir turno, cerraron los Registros Civiles y durante todos estos meses la única respuesta que nos daban es que los casamientos solamente se iban a habilitar en fase 5”, contó Nora en charla con El Diario Sur.

La mujer reprochó que con el correr de las semanas “seguían abriendo actividades y no había novedades sobre los Registros”. Recién la semana pasada tuvieron la posibilidad de sacar turno por internet, pero Nora advierte que “la página del Registro está caída actualmente” y todo sigue igual que en marzo.

“Casarnos es un derecho. No estamos pidiendo nada por fuera de lo que nos corresponde. Si en ocho meses no se prepararon para la vuelta no nos parece justo que nos sigan pidiendo paciencia. Es sumamente angustiante e injusto”, se quejó Nora.

En Ezeiza se sumaron a un grupo con más de 200 parejas a la espera de casarse

Pareja de Ezeiza.jpeg

Elizabeth Pérez y Ariel Núñez son dos jóvenes de Ezeiza que tenían pensada como fecha de casamiento el 16 de octubre de 2020. “Queríamos casarnos ese día y hacer la fiesta el 17 de octubre y con esto de la pandemia no pudimos hacerlo porqué estaban cerrados los registros y no sabíamos que hacer”, contó Elizabeth.

Frente a esta situación los jóvenes de 20 y 23 años recurrieron a la ayuda de otras parejas que también tuvieron complicaciones para casarse durante este año inusual. “Nos contactamos con una pareja de Capital Federal que sí pudo casarse y que había armado un grupo con más de 200 parejas interesadas.

De esta manera, gracias a la difusión y la repercusión que tomó el grupo logramos que nos escucharan las autoridades de los registros civiles”, agregó y completó con alegría: “Rápidamente sacamos todos los turnos y el martes pasado nos presentamos con toda la documentación solicitada. Ahora tengo que volver el 24 de noviembre para entregar los últimos papeles y ya nos permitirán casarnos el 4 de diciembre”.

Jonatan y Amorina esperan dar el "sí" en abril

jonathan y amorina.jpg

Enamorados desde un primer momento, Jonatan Ortiz y Amorina Lucena, vecinos de San Vicente, tenían planeado casarse el pasado 14 de noviembre. Como a todos, la pandemia nubló sus planes y tuvieron que reprogramar para el próximo 10 de abril.

“Nos pusimos de novios hace dos años, y ahora estamos a la espera. Ya habíamos hecho los anillos, teníamos todo pago”, contó Jonatan.

Salón, catering, iglesia, turno en el registro civil; todos los planes tuvieron que posponerse también para esta pareja, que pudo haber perdido algunas fechas pero no las ganas de celebrar su unión.

“El casamiento lo empezamos a organizar en agosto de 2019, y en el primer mes pagamos casi todo. Los gastos más grandes ya los teníamos cubiertos. En marzo pensábamos que para noviembre ya iba a estar todo más que solucionado”, agregó Amorina con respecto a las consecuencias de la pandemia.

Cuando se fue acercando la fecha, y gracias a la buena predisposición del salón y los demás servicios que contrató, pudo acordar un nuevo día para el festejo.

“Queremos que todo esto pase pronto. Hay gente que la pasa y la pasó muy mal, de hecho uno de nuestros invitados falleció por Covid. Para festejar hay tiempo, lo importante es que todo esto pase pronto”, concluyó la pareja de San Vicente.

Dejá tu comentario