Provinciales | bullying | Colegio | multa

Bullying: condenaron a un colegio católico de la Provincia y debe pagar una multa

La Justicia determinó que un instituto católico de Ensenada no tomó medidas para frenar el bulling contra un alumno y dictó una multa de $480 mil pesos.

Un colegio privado de Ensenada terminó condenado, por la justicia civil de La Plata, a pagar casi medio millón de pesos a la familia de un alumno que sufrió bullying por casi seis años. Se trata de una indemnización ante el acoso escolar que sufrió por parte de un compañero con el que cursaba la primaria.

De esta manera lo dictaminó la Sala II de la Cámara Civil y Comercial de La Plata para ratificar un fallo de primera instancia. Como consecuencia condenó al "Instituto Inmaculada Colegio San José" a pagar 480 mil pesos más intereses a la familia del alumno que sufría bullying

La multa busca indemnizar los daños psicológicos y los perjuicios que ocasionó el hostigamiento al menor de edad.

Los jueces consideraro, en un extenso fallo, que quedó probado que por casi seis años el niño era hostigado por su compañero en los recreos. Además, remarcaron que lo hacía tanto en forma verbal como física e incluso psicológica a través de las redes sociales.

Los camaristas de la Sala mencionada consideraron que si bien ante un caso de Bullying hay responsabilidad de varios actores de la sociedad, incluidos los padres, entendieron que la institución educativa de Ensenada “tomó acciones insuficientes para remediar la agresión” y por lo tanto es responsable patrimonial del daño.

“El titular del establecimiento educativo debe garantizar que si un alumno menor de edad que se halla o deba hallarse bajo el control de su autoridad escolar causa un daño a otro o él mismo sufre el perjuicio, responderá de las consecuencias y resarcirá al damnificado por el evento ilícito”, argumentaron.

Por otra parte, los magistrados tuvieron en cuenta también que “las estrategias utilizadas por el personal del colegio demandado resultan absolutamente insuficientes para la detección a tiempo y la solución de casos de bullying entre los alumnos”.

En ese sentido, cuestionaron al colegio: “Es que no basta con llamados de atención, reflexiones, rezos e invocaciones a Dios, todas actividades y recursos válidos y valorables, pero de modo alguno aptos como únicas intervenciones para abordar el conflicto”.

Dejá tu comentario