Provinciales | Encefalitis Equina | Buenos Aires | virus

Una mujer de Buenos Aires murió por Encefalitis Equina: es la segunda víctima fatal

La víctima era adulta, tenía comorbilidades y vivía en una zoma semirrural. El otro fallecido por Encefalitis Equina era de Santa Fe.

Una mujer de 74 años de Buenos Aires murió a causa del virus de Encefalitis Equina del Oeste (EEO). Se trata de la primera víctima fatal en la provincia y de la segunda a nivel nacional, ya que aproximadamente tres semanas atrás un hombre de Santa Fe perdió la vida a causa de la enfermedad.

El fallecimiento de la mujer, quien tenía comorbilidades y vivía en una zona semirrural, fue informado por el Ministerio de Salud Bonaerense. Había sido internada “en regular estado general, con desmejoría de su enfermedad de base y alteración del sensorio progresiva, requiriendo ingreso a cuidados intensivos con asistencia ventilatoria mecánica dentro de las primeras 48 horas”.

En cuanto a la primera víctima, fue un hombre de 66 años oriundo del departamento de General Obligado en Santa Fe. Cabe destacar que hasta el momento cinco personas permanecen internadas, mientras otras 4 ya fueron dadas de alta.

image.png

¿Qué es la Encefalitis Equina del Oeste?

La EEO es una enfermedad neurológica producida por un alphavirus homónimo (VEEO) que se transmite a través de picaduras de mosquitos, y aunque afecta principalmente a caballos también puede ser contraída, sintomáticamente o no, por seres humanos.

En las personas, la enfermedad tiene un período de incubación de dos a diez días, casi todos los casos son asintomáticos o se presentan como cuadros leves con fiebre, cansancio, dolores musculares y malestar general que se resuelven espontáneamente en siete a diez días.

image.png

Las recomendaciones

  • Saneamiento ambiental de los predios donde se alojan caballos y personas asociadas a dicha actividad.
  • Drenaje o rellenado de espacios de anegación temporaria que puedan servir como sitio de oviposición para las hembras de esta especie.
  • Desmalezado del peridomicilio y predios verdes para disminuir la presencia de mosquitos adultos.
  • Protección personal de quienes trabajan o viven en las inmediaciones de lugares propicios para el desarrollo de mosquitos y donde se alojan caballos, incluyendo: el uso de ropa de trabajo clara y de manga larga y la utilización de espirales en el exterior y pastillas o aerosoles en el interior de las edificaciones, y la aplicación periódica de repelentes de insectos con el ingrediente activo DEET mientras se realizan tareas en el exterior o dentro de establecimientos de animales. Es necesario volver a aplicar el producto periódicamente. La cantidad de horas entre las aplicaciones dependerá de la concentración de DEET del producto empleado (un producto con 30% de DEET debe ser aplicado cada 6 horas mientras que uno que contiene 10% de DEET debe ser renovado cada 2-3 horas). También pueden utilizarse repelentes que contengan IR3535 o icaridina.
  • Colocación de telas mosquiteras en puertas y ventanas de recintos de animales y viviendas.

Leé también: El Papa invitó a Milei al Vaticano

Dejá tu comentario