Provinciales | calor | delivery | deshidratación

El calor se sufre más pedaleando: los testimonios de repartidores de las apps de delivery

Entre los más castigados por la ola de calor aparecen los repartidores de comida que utilizan bicicletas para llevar los pedidos. Quemaduras y deshidratación.

El calor agobiante de los últimos días se hace pesado para todo el mundo, en especial para aquellos que trabajan en la calle, con actividades que requieren movimiento físico. Entre ese grupo se destacan los repartidos de apps de delivery como Rappi y Pedidos Ya. El Diario Sur charló con diferentes repartidores, que contaron sus sensaciones en el marco de la ola de calor.

Un ejemplo es Gisella Sanz, de 31 años, que trabaja 9 horas por día, realizando viajes de un aproximado de 15 minutos cada uno, lo que equivaldría a casi 40 repartos por día, y la mayoría bajo el sol. "Termino el día agotadísima, me termina doliendo la espalda de la moto, las piernas de la bicicleta, con los brazos, la cabeza y la nuca quemados", contó la vecina que antes de ser repartidora era enfermera.

"Gano mejor repartiendo que con mi antiguo trabajo (de enfermera). Te dan bonos por lluvia, propinas, y otras cosas que terminan rindiendo. Consigo casi el doble que en el hospital, donde estuve durante la pandemia", relató Gisella, que a pesar del calor sigue eligiendo ser repartidora.

image.png
Gisella Sanz, vecina de Monte Grande.

Gisella Sanz, vecina de Monte Grande.

Por otro lado, se encuentra Mauro Lobos, de 22 años, que trabaja más de 8 horas con una bicicleta y termina el día "agobiado, con ardor en todo el cuerpo y con los músculos matados". Además de repartir, el vecino acomoda sus horarios para poder estudiar: "Estoy estudiando enfermería en la UBA, y este trabajo me ayuda a tener mis horarios y mantener el estudio".

Por su parte, Juan Acuña, de 24 años, confirmó: "Los días de calor el cansancio es doble, a la noche es un poco mejor pero terminas todo transpirado. Te pega el sol con 40 grados y te mata, así que hay que mantenerse refrescado siempre". El vecino de Monte Grande añadió una de las principales complicaciones de su trabajo como repartidor: "Por día debo ganar un alrededor de 15 mil pesos, de los cuales la mayoría se van en los gastos en nafta, comida, agua, protector solar, entre otras cosas. Todo lo que ayude a la hora de repartir genera más gastos".

image.png
Los trabajadores de las motos son “privilegiados” al lado de los que usan bicis.

Los trabajadores de las motos son “privilegiados” al lado de los que usan bicis.

Leé también: Para los árboles, se adelantó la llegada del otoño: hojas amarillas y caídas en toda la región

Dejá tu comentario