Provinciales | Quilmes | motochorros | Policía

Quilmes: motochorros quisieron asaltar a una mujer policía y terminaron baleados

Los delincuentes fueron detenidos luego de ingresar con heridas de arma de fuego a dos centros de salud, uno en Quilmes y otro en Rafael Calzada.

Una mujer policía se defendió a tiros de un intento de robo, este miércoles, cerca de las 15, en Quilmes. Dos ladrones que circulaban en un moto, en la intersección de Bradley y General Savio, trataron de asaltarla, pero la mujer que estaba vestida de civil utilizó su arma reglamentaria e hirió a ambos delincuentes.

El intento de robo quedó registrado en las cámaras de seguridad de la cuadra. En las imágenes se puede ver cuando llega la moto a la esquina. Mientras uno de los ladrones permanecía en la moto, el cómplice descendió para robarle, pero la mujer retrocedió unos pasos y sacó su pistola Bersa, con la cual efectuó tres disparos, que impactaron en los agresores. Los delincuentes heridos huyeron en la moto, pero fueron detenidos, luego de ingresar a distintos hospitales.

Según se informó, la policía identificada como Daniela Salinas, forma parte del Comando de Patrullas de Quilmes y resultó ilesa. Además, La fiscal que investiga el caso determinó que la oficial actuó en legítima defensa.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://x.com/mauroszeta/status/1801261766631932081&partner=&hide_thread=false

Leé también

Allanamiento en un desarmadero de autos robados en Esteban Echeverría: cinco detenidos

Motochorros detenidos al ingresar a la guardia

Uno de los delincuentes, de 18 años, ingresó al Hospital Isidoro Iriarte de Quilmes con una herida en el pie derecho y un orificio de entrada y salida de bala en la axila izquierda. Según informaron fuentes policiales, quedó internado, pero se encuentra estable y lúcido. En el lugar, se dispuso una custodia policial.

Una hora más tarde, entró al Hospital Arturo Oñativia de Rafael Calzada el otro delincuente, de 19 años, con una herida en el brazo izquierdo.

El análisis de las cámaras de seguridad fue clave para cotejar la vestimenta con la que actuaron los jóvenes al momento del intento de robo y la que ingresaron para ser atendidos. Las pruebas mostraron coincidencias y los delincuentes quedaron a disposición de la justicia.

Dejá tu comentario