San Vicente

Cómo está el Hospital de San Vicente: debate y acusaciones cruzadas entre Goya, Vidal y Spala

La nueva gestión emitió un informe que describe como “crítico” el panorama en el centro de salud. Funcionaria de Mauricio Gomez dice que se trata de “mentiras”. El doctor Spala habla de “frazada corta”
domingo, 12 de enero de 2020 · 12:05

“Duro panorama en la salud pública”. Así tituló la gestión de Nicolás Mantegazza un informe de prensa que difundió esta semana en el que apuntó especialmente a la situación del Hospital Ramón Carrillo.

El informe oficial marca que “es notorio el gran deterioro que presentan las instalaciones” del hospital. “Se ven múltiples filtraciones en los techos y paredes de las distintas áreas”, apunta. Y agrega: “Es evidente que durante los últimos años ha habido una clara falta de mantenimiento y limpieza, en todos los sectores, acorde a una institución sanitaria. También pudimos detectar falta de climatización, iluminación, circulación y accesibilidad”.

Además, menciona como “desmantelado” el sistema del SAME y con problemas de funcionamiento al helipuerto y al grupo electrógeno automático. E informa que al inicio de la gestión encontraron tres ambulancias en funcionamiento y tres sin las condiciones para trabajar. Y añade: “Hemos detectado una marcada disminución de la demanda en guardia, por la falta de profesionales necesarios”.

Mirá también: la polémica por el doble rol de Julio Goya: dueño de una clínica y secretario de Salud

Silvina Vidal –que hasta el 10 de diciembre de 2015 fue secretaria de Salud de la gestión de Mauricio Gomez- aportó su mirada ante El Diario Sur sobre las diferentes críticas difundidas por la nueva gestión. “Las fotos y el video que hicieron están fuera de contexto, son tramposas y arbitrarias. No niego que un edificio de 70 años de antigüedad sea difícil de mantener. Y por eso hay manchas de humedad en algunos sectores. Y también hay un depósito –la vieja morgue- que está desordenado. Pero eso está fuera del edificio, y ellos muestran las imágenes como si ahí se atendiera a los pacientes”, apuntó.

Además, explicó: “La disminución de la demanda de la guardia tiene que ver con que fortalecimos la atención primaria en las salas de los barrios para descomprimir el hospital, eso fue una prioridad para nosotros”, explicó.

Y contestó las críticas a los supuestos déficits de esas salas. “Nosotros mejoramos los centros de atención primaria, y reabrimos el del Yapeyú de Alejandro Korn, que la gestión de Daniel Di Sabatino había cerrado cuando la Secretaría de Salud era controlada por Julio Goya a través de Víctor Gómez García”, apuntó.

Vidal también se refirió a la supuesta falta de profesionales que le adjudica la gestión Mantegazza. “Nosotros les dejamos todas la guardias completas, menos algunas sin pediatras porque son muy difíciles de conseguir. A ellos ya se les fueron cinco o seis profesionales por los destratos que reciben”, acusó. Y añadió que los arreglos de las tres ambulancias ya estaban pagos.

En una posición más imparcial, el doctor José Spala –que fue director del hospital en varias oportunidades e integró la lista de candidatos a concejales de Cambiemos- se enfocó en “el problema estructural” del Ramón Carrillo. “El hospital representa una erogación muy importante para el Municipio. La medicina es cada vez más compleja y más cara y por eso se hace más difícil sostenerlo”, dijo. Y añadió: “Esto no es un problema de una gestión en particular. El hospital nació como rural en 1949, cuando había tres casas por manzana. Después en los 70 y 80 éramos 30 mil y ahora somos cuatro veces más. Y la cantidad de camas es la misma”.

Para Spala, el problema radica en que “el Municipio tiene una frazada corta”. “La creciente demanda de la población hace que se prioricen la compra de insumos y el pago de los profesionales por sobre el mantenimiento de la infraestructura”, analizó.

 

Comentarios