San Vicente

Insólito impuestazo de Mantegazza: es más caro para los buenos contribuyentes

Va desde el 50% hasta el 65%, mientras que a los vecinos con deuda solo les aumentó el 30%. Es porque dejó de regir una cláusula que les ponía un tope a las subas por recategorizaciones.
domingo, 19 de enero de 2020 · 10:36

El intendente de San Vicente, Nicolás Mantegazza, permitió en el comienzo de este año la aplicación de un “impuestazo” muy particular: solo aplica a los considerados “buenos contribuyentes”, es decir a los vecinos que tienen las tasas municipales al día. Hay variaciones, pero los aumentos van desde el 50% al 65%, según casos a los que tuvo acceso El Diario Sur. Por el contrario, quienes tienen deudas o irregularidades en el fisco local en el primer mes de 2020 vieron en sus boletas subas del 30%, muy por debajo de la inflación proyectada.

La insólita situación se explica porque en enero dejó de estar vigente una cláusula que ponía un tope del 41% a los aumentos por recategorizaciones para los contribuyentes sin deuda.

La explicación es compleja. Para el período 2019, el entonces intendente Mauricio Gomez impulsó la recategorización de un tercio de los domicilios del distrito. Esto implicó “subir de categoría” unas 22 mil partidas, o sea que pasaron a pagar impuestos más caros. El argumento fue que desde hacía más de una década que no se actualizaba el esquema de contribuyentes en el Municipio y que ante el acelerado crecimiento de la población y los cambios territoriales se hacía necesaria la modificación.

Además, para 2019 Gomez y su equipo económico proponían una suba de impuestos del 39%. Eso dejaba a los 22 mil domicilios recategorizados a las puertas de aumentos superiores al 60%. Pero en las negociaciones para aprobar en el Concejo Deliberante la ordenanza fiscal impositiva –que define las subas de impuestos-, el oficialismo negoció con la oposición. Y el bloque peronista de Mantegazza propuso que para los recategorizados que tuvieran el pago de tasas al día –los buenos contribuyentes- se pusiera una cláusula de tope del 41%. Así, la norma se aprobó con ese límite.

Pero tenía un detalle. “Esta disposición, únicamente, se aplicará en el período comprendido desde el 1 de enero de 2019 y hasta el 31 de diciembre del mismo año”, aclaraba al final de su primer artículo. Es decir que ya no rige.

En lo que lleva en el Municipio desde el 10 de diciembre de 2019, la administración Mantegazza todavía no decidió sancionar una ordenanza fiscal impositiva. Podría pasarla cómodamente por el Concejo Deliberante pero necesitaría acordar con la oposición que, hasta ahora, controla la asamblea de Mayores Contribuyentes.

Por eso, para este año se aplicó un aumento del 30% que ya había sido aprobado en 2019. Pero como la cláusula del tope del 41% para los recategorizados con las tasas al día tuvo validez solo hasta el 31 de diciembre, en las boletas que el Municipio emitió desde enero los recategorizados vieron subas superiores: de entre el 50% y el 65%.

En cambio, los que no son buenos contribuyentes este año solo percibieron una suba del 30 % con respecto al año pasado. El impacto de la recategorización ya lo tuvieron en 2019.

Un ejemplo al que accedió El Diario Sur marca que una casa ubicada a unas cinco cuadras de la plaza Mariano Moreno de San Vicente pasó de pagar $540 en 2019 a $825 pesos en 2020: una suba del 52%. Y si se toma el ítem de servicios especiales urbanos (SEU, el de más peso en las boletas), pasó de $190 a $338, es decir un 77% más.

El Diario Sur buscó explicaciones en el área de Hacienda del Municipio y en el bloque de concejales del Frente de Todos, pero no obtuvo respuesta. El titular de la disuelta Agencia Tributaria municipal hasta el 10 de diciembre, Santiago López Escribano, estimó que los domicilios afectados por el impuestazo (es decir que tienen tasas al día y que fueron recategorizados) son entre 8 mil y 10 mil, sobre los aproximadamente 60 mil totales. Los comercios, los countries y las industrias no están incluidos en las subas de más del 30 %.

Comentarios