San Vicente | San Vicente | Fronteras | protesta

Cómo sigue la situación en el barrio Fronteras de San Vicente: nueva protesta

El Municipio de San Vicente continúa con la apertura de calles. Un grupo de vecinos protesta y corta la avenida Sarmiento.

El Municipio de San Vicente continúa con la apertura de calles en el llamado Barrio Fronteras, ubicado en la zona de El Pampero, que en los hechos funcionaba como un barrio privado, aunque no contaba con habilitación.

Por decisión del intendente Nicolás Mantegazza, el último miércoles personal del área de Servicios empezó a retirar los obstáculos que impedían la libre circulación en las calles, como los alambrados, y también a rellenar zanjas. La medida generó resistencias en un grupo de los vecinos que llegó a cortar la avenida Rivadavia en protesta. Hubo un importante despliegue policial como custodia de los trabajadores municipales.

Este jueves, los trabajos del Municipio continúan y finalizarían en las próximas horas. Alrededor de 15 calles que hasta ahora eran “internas” de Fronteras pasarán a ser públicas. “No es un barrio privado y no existe institucionalmente, por eso las calles son públicas y deben estar abiertas”, había explicado ayer, en diálogo con El Diario Sur, el secretario de Ordenamiento Territorial, Guillermo Nimo, que estuvo a cargo del operativo.

protesta fromteras 1.jpeg
El corte de ruta en San Vicente este martes.

El corte de ruta en San Vicente este martes.

En paralelo, esta mañana un grupo de vecinos de Fronteras llevan adelante una nueva protesta frente a la municipalidad de San Vicente y cortan la avenida Sarmiento. Piden ser recibidos por funcionarios locales. Su principal reclamo tiene que ver con la seguridad: sostienen que al quedar abiertas las calles están “desprotegidos” y hasta mencionan posibles usurpaciones.

En Fronteras, que supuestamente tiene alrededor de 500 personas en sus viviendas, hay una división entre quienes aceptan la apertura de calles y quienes quieren permanecer cerrados. Este último grupo es el que protesta.

Desde el Municipio insisten en que no se trata de un barrio privado registrado, por lo que no tienen derecho a cerrar las calles ni a cobrar expensas a los vecinos, que habrían sido víctimas de una estafa inmobiliaria.

La Fiscalía Descentralizada de San Vicente, a cargo de Karina Guyot, investiga en una causa judicial esas supuestas estafas que habrían sido perpetradas por los poseedores del campo en el que se establece Fronteras.

Dejá tu comentario