San Vicente | sequía | San Vicente | emergencia

Alerta por la sequía en la región: la sufren en el campo y también en la zona urbana 

Para los productores rurales la situación por la sequía es crítica y la Provincia declaró la emergencia agropecuaria en trece distritos, incluido San Vicente.

La provincia de Buenos Aires está atravesada por una brutal sequía de preocupantes números, que todo indica que se extenderá a lo largo del verano. El fenómeno es tan grave que incluso el gobernador bonaerense Axel Kicillof declaró a emergencia agropecuaria en 13 distritos, entre ellos San Vicente.

Con la declaración de la emergencia, la provincia busca ayudar a los productores afectados por las distintas complicaciones que se derivan de la sequía. Aquellos que hayan visto afectado entre el 50% y el 79% de su producción, serán considerados en estado de Emergencia Agropecuaria y se les otorgará una prórroga del pago del impuesto Inmobiliario Rural, mientras que quienes hayan sufrido una afectación de entre el 80% y 100%, entrarán en la categoría de Desastre Agropecuario y serán eximidos del pago de dicho tributo.

central vacas muertas asd.jpeg
En algunos campos de San Vicente los productores sufrieron las muertes de vacas ante la falta de alimento por la sequía.

En algunos campos de San Vicente los productores sufrieron las muertes de vacas ante la falta de alimento por la sequía.

Según estimó el ingeniero zootecnista Martín Alejandro Padín a El Diario Sur “en parámetros generales, la provincia de Buenos Aires tiene 1100 milímetros anuales de lluvia y desde el 1 de enero hasta hoy, cayeron solo 492 milímetros”. El dato es alarmante y las aisladas precipitaciones no ayudan demasiado: “En las últimas lluvias que se registraron en la región solo se reportaron entre 1 y 5 milímetros de agua. A veces pareciera que la lluvia es mucha, pero cuando la traducís en milímetros de lámina, como se suele expresar, no es nada”.

El fenómeno de la sequía, según Padín, quien también es docente de Agrometeorología de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (FCA-UNLZ), se explica por “factores formadores del clima”. En ese sentido, argumentó: “Nosotros tenemos gran influencia de la parte oceánica, principalmente por las corrientes de agua cálidas y frías. Eso mismo pasa con el aire, donde tenemos centros de baja y alta presión que, según cómo se posicionan, generan entradas o salidas de aire cálidas o frías”.

Y sumó: “Cuando uno habla de un aspecto climático, siempre está hablando de los promedios. A través de ellos, en este caso puntual que es la lluvia, uno tiene que preguntarse cuánto es que llueve anualmente en tal zona. Así uno se puede remontar hasta la década del 70, donde hubo un quiebre en materia de precipitaciones porque antes hubo bastantes años de pocas lluvias, como los que estamos atravesando ahora. Después de esa década, el milimetraje anual subió un montón y empezaron los problemas de inundaciones. Ahora lo que estamos viendo es que volvimos a tener ciclos de pluviometría anual muy semejantes a los de esa época”.

central Martín Padín.jpeg
El ingeniero zootecnista Martín Alejandro Padín.

El ingeniero zootecnista Martín Alejandro Padín.

Los ciclos, vinculados a las corrientes marítimas, fueron explicados por el ingeniero agrónomo Kevin McCormick. “Las sequías generalmente se dan por ciclos. Cada cierto tiempo hay años ‘Niña’, que serían temporadas secas, y años ‘Niño’, donde hay muchas precipitaciones, que produce problemas como inundaciones”, dijo McCormick.

Una parte sensible del fenómeno de la sequía está claramente vinculado a las pérdidas para el agro. “En las cosechas, la escasa lluvia también vuelve una obligación el hecho de cuidar el agua que hay en el suelo. Para eso se emplean procesos como la siembra directa, que deja una cobertura en el suelo para que proteja y no haya mucha evaporación”, comentó McCormick, que ejemplificó con la situación actual: “En el caso del trigo, en la zona de Villegas, provincia de Buenos Aires, decidieron quemar la siembra y cortar el ciclo del cultivo para guardar el agua para una soja, ya que no se justificaba destinarlo al trigo porque iba a dar muy poco”.

rec Kevin.jpg
Kevin McCormick, ingeniero agrónomo.

Kevin McCormick, ingeniero agrónomo.

En ese sentido, su colega Martín Alejandro Padín aportó: “Los cultivos de ciclo largo, como el maíz, no se está haciendo porque no hay reservas de agua en el suelo como para fomentar la germinación. Por eso se está apuntando a un maíz de ciclo más corto, de menor rendimiento, pero que puede coincidir mejor con las épocas de lluvia”.

central sequia puede dominar 123.jpeg
El gobernador bonaerense Axel Kicillof declaró a emergencia agropecuaria en 13 distritos.

El gobernador bonaerense Axel Kicillof declaró a emergencia agropecuaria en 13 distritos.

Leé también: Vecina de San Vicente competirá en el Campeonato Nacional de Fisicoculturismo

La desesperación de los productores ganaderos

El ingeniero agrónomo Martín Padín explicó la gravedad de la situación de la ganadería ante la falta de lluvias. “Si pensamos en los pastos donde comen las vacas, tienen menor exploración en el suelo como para extraer agua, y ante eso cabe la pregunta sobre cómo convertimos el pasto en carne”, comentó a El Diario Sur.

Quien convive con dicho problema es el productor sanvicentino Alfredo Biocca. “La sequía viene hace ya varios años, pero este se está sintiendo bravísimo. No hay nada de pasto y las napas están secas, lo cual nos trajo problemas graves. De hecho tuvimos que utilizar molinos para extraer agua. Hubo que profundizar pozos y comprar alimento balanceado”, contó sobre su experiencia ante la sequía. Y sumó: “Tuvimos que achicar el rodeo. Bajamos un 30% de animales que teníamos en el campo para tratar que los pocos que podíamos tener sobrevivan. Va a costar reponerse de estos años de sequía”.

central Alfredo Biocca.jpeg
El productor sanvicentino Alfredo Biocca.

El productor sanvicentino Alfredo Biocca.

Por la crisis, un productor de San Vicente ahora se dedica a alquilar sus caballos

Otro productor afectado por la sequía es Arnaldo Pérez, quien ante el fenómeno tuvo que ingeniárselas para sobrevivir y ahora alquila sus caballos para generar algo de dinero. “No puedo hacer queso porque las vacas no dan. No hay pasto y ellas no pueden comer otra cosa”, explicó desde San Vicente. Y contó cómo se reinventó ante la emergencia agropecuaria: “Ahora estoy alquilando los caballos. Vienen unas chicas de Temperley, Lomas de Zamora y del pueblo. Eso me deja una moneda. Estoy cobrando $1000 la media hora. Eso me sirve para poder comprarle comida a los animales. También estoy preparando un contrapiso para que vengan a tomar mate y pasar la tarde. Es la única manera de solventarme”.

central Arnaldo Pérez.jpeg
Arnaldo Pérez, productor sanvicentino.

Arnaldo Pérez, productor sanvicentino.

Dejá tu comentario