San Vicente | San Vicente | España | herrero

De San Vicente a Marbella: "Empecé de cero en un lugar que solo conocía a través de postales" 

Jorge se desempeñó como herrero, empleado de seguridad y hasta vendió tortillas en la entrada a San Vicente.

“Creo que soy más sociable en redes que cara a cara”, expresó en diálogo con El Diario Sur Jorge Balado, contando acerca del vínculo que tiene con su novia, amigos y familia desde hace dos meses, cuando decidió mudarse desde San Vicente a Marbella, España.

Jorge tiene 37 años y se mudó al barrio Santa Inés de San Vicente en 2011 y allí se desempeñó en distintos rubros. “Antes de la pandemia cursaba abogacía en la UBA y trabajaba en una empresa de Capital. En la pandemia me quedé sin trabajo y me inicié con la herrería”, recordó.

“Para hacer un buen marketing se me ocurrió hacer buenos memes. La gente me empezó a recomendar porque se acordaba del perfil y me fue muy bien”, aseguró el vecino. Sin embargo, el año pasado decidió poner un puesto de tortillas junto a su novia en la entrada de la ciudad, ya que “por el tema de la inflación el ingreso no nos alcanzaba”.

Diseño sin título (16).png
Jorge Balado decidió mudarse a España en noviembre de 2023.

Jorge Balado decidió mudarse a España en noviembre de 2023.

Además, Jorge también contó que consiguió otros trabajos: “Refaccioné una comisaría sobre el Paraná y eso fue muy bien remunerado. Después trabajé como seguridad en un country un mes y eso también ayudó”.

En ese contexto, un amigo le hizo una propuesta inesperada. “Él vivía en Marbella y me dijo que me vaya para allá. Yo tenía la plata, así que tomé la decisión y me fui en menos de un mes”, remarcó. Y agregó: “Empecé de cero en un lugar que solo conocía a través de postales”.

“Tenía todo listo, pero no contaba con alquiler ni con trabajo. Pensé irme unos días de mochilero ahorrando lo máximo posible hasta conseguir algo, y recorrer Francia e Italia, pero un día antes de salir mi amigo me avisó que me había conseguido una habitación compartida por 200 euros”, rememoró Jorge.

suelta.jpg
 El puesto de tortillas de Jorge y su pareja en San Vicente.

El puesto de tortillas de Jorge y su pareja en San Vicente.

}Horas después, su amigo le envió otro mensaje anunciándole que también había encontrado un empleo para él: “Empezaba al otro día, así que cambié de planes y viajé directo a Marbella”.

“Desde hace dos meses estoy trabajando como ayudante en refacción de casas. No hay muchas otras opciones en un principio. Gano 70 euros por jornal, así que la plata está”, señaló.

Sin embargo, el Jorge sostuvo que le cuesta estar distanciado de sus seres queridos. “Mi mamá no piensa venir más que para vacacionar el día de mañana, si es que se da la situación. También tengo una hija que vive con su madre y nos manejamos mucho por videollamadas”, comentó.

“Mi novia ya tiene las valijas preparadas para venirse. Estamos esperando la temporada alta para que le sea más fácil conseguir un trabajo. Mientras tanto yo estoy buscando alquiler de un piso más grande”, concluyó.

La vida en Marbella

Jorge Balado aseguró a El Diario Sur que su lugar favorito de Marbella es la playa: “El agua es muy cristalina. Si bien hay muchas piedras, después es todo perfecto”.

“Marbella es un lugar turístico. El micro clima que genera la cadena de cerros que está a unos 10 kilómetros de la costa hace que sea un lugar templado en invierno, ya que la temperatura no baja más de los 10 grados y hay pocas precipitaciones”, sostuvo. Y aclaró: “Cualquier día de sol es perfecto para ir a la costanera a pasear”.

Sobre las personas, destacó que “son muy respetuosas, pero se quejan por cualquier cosa”. “Hasta el más mínimo detalle es una buena razón para soltar una queja. La verdad es gracioso”, agregó.

Leé también: Una joven periodista de Turdera realiza "arte pop" con la figura de Sandro

Dejá tu comentario