San Vicente | San Vicente | Antártida | Chacarera

San Vicente: compuso una chacarera para la Base Marambio y ahora concientiza sobre la soberanía antártica

Guillermo Bulacio es vecino de San Vicente y tuvo un vínculo especial con la Antártida. Ahora encabeza un proyecto para concientizar sobre la soberanía.

“La Antártida es el futuro”, aseguran el militar Guillermo Bulacio y su pareja, la docente Gladys Tronchín. Ambos son vecinos de San Vicente y tienen un vínculo muy especial con el “Continente Blanco”. Guillermo compuso junto a su hermano la chacarera “Mi Base Marambio”, que fue adoptada como un himno por la comunidad antártica. Y ahora, junto a Gladys, encabeza el proyecto de difusión educativa y cultural Antártida, uniendo continentes.

Embed - Componen canción para la Base Marambio

En diálogo con El Diario Sur, Guillermo, que debió retirarse del Ejército hace 40 años por un gravísimo accidente en un entrenamiento de paracaidismo, contó: “Mi hermano, José Manuel, fallecido, fue militar de la Fuerza Aérea Argentina y realizó campañas antárticas de un año. A partir de ahí se generó un vínculo con la gente de Marambio y tuvimos la posibilidad de realizar el viaje”. “Ahí sacamos como una foto mental de todo y compusimos el tema ‘Mi Base Marambio’”, recordó Guillermo, que junto a sus hermanos, santiagueños, tenían el grupo de folklore “Los Otros”. “Hoy en día ya está oficializada, está grabada por bandas militares como canción oficial de la base”, remarcó el vecino de 62 años.

Además, cabe destacar que Guillermo y sus hermanos participaron en el festival de Cosquín en dos oportunidades, donde cantaron “Mi Base Marambio” en representación de la provincia de Tierra del Fuego. “Tuvo mucho auge nuestra presentación e incluso el gobierno de Tierra del Fuego nos cedió la sinfónica para la actuación, fue un reconocimiento muy lindo para todos los antárticos”, agregó.

Sobre el trabajo en Base Marambio, Guillermo comentó: “Es muy digno y muy sacrificado. Siendo santiagueño, donde hacen 50 grados de calor, tolerar 50 bajo cero es de valientes. Hay gente que se sacrifica mucho, lo hacen con mucho amor porque aman la patria, la soberanía. Custodian esas tierras que nos pertenecen”.

image.png
Guillermo vive en San Vicente junto a su esposa.

Guillermo vive en San Vicente junto a su esposa.

El proyecto “Antártida Uniendo Continentes”

En diálogo con El Diario Sur, Guillermo Bulacios, director del proyecto “Antártida Uniendo Continentes”, explicó: “Nuestra misión es la concientización sobre lo que es la Antártida. Toda la parte educativa la lleva adelante gente preparada, profesores, docentes como Gladys, que es mi pareja, y después hay muchos otros profesionales trabajando dentro del proyecto”.

Por su parte, Gladys Tronchín, pareja de Guillermo, comentó que, en un principio el proyecto fue cultural, y que después, desde su condición de profesora de Ciencias Sociales, Historia y Geografía, comenzó otra etapa vinculada a la difusión del tema en escuelas y para el público en general.

En particular en las escuelas, Gladys y otros docentes adaptaron temas relacionadas a la Antártida para relacionarlos con contenidos curriculares de diferentes materias. Ese material es presentado ante los estudiantes. “Es terrible como los chicos se enganchan, se sorprenden con todo lo que pueden aprender. Lo que más les impacta es lo que les contamos sobre las vivencias antárticas”, remarcó ella.

image.png
Guillermo compuso la canción “Mi Base Marambio” junto a sus hermanos.

Guillermo compuso la canción “Mi Base Marambio” junto a sus hermanos.

La letra de “Mi Base Marambio”

Mundo blanco, destino final

Sueño de todos, que lejos estás,

Es frío el cielo y también el mar.

Simetría loca que sabe jugar,

Y descubre formas, cortando el glaciar.

Me espera Marambio en la inmensidad.

Témpano errante, me acompañas,

Los cormoranes me recibirán.

Rugiente titán alado, me sabrás llevar.

(estribillo)

Base Marambio, que lejos estás,

Pero te siento parte de mi hogar.

Sueño turquesa, corona insular.

Puerta gigante, por donde entrarán,

Vida, noticias y el bendito pan.

Techos naranja, sobre la meseta

Los cuida el cockburn, cual un centineta;

Claman al cielo y el albatros llega

Tapiz de piedras, sobre vos descansan,

Los sueños libres, de los que trabajan,

Lejos de todo, cerca de la esperanza.

Silencio eterno, que despierta el alma,

De los que piden una tierra sana,

Base del mundo que la paz reclama.

Leé también: Auge de las "constelaciones familiares", una terapia new age que gana adeptos y detractores

Dejá tu comentario