Sábado 20 de Abril   08:23 hs

22°
Actual
18° Min 21° Máx
San Vicente

Crece el robo de caballos en la región: los faenan y venden la carne

Las autoridades reconocen que los últimos meses crecieron estos delitos en la zona rural. En el campo lo relacionan con la crisis y el aumento de la carne vacuna.

En la zona rural de San Vicente y de otros distritos de la región crece la preocupación por el robo de caballos. Vecinos, policías y dirigentes consultados por El Diario Sur coincidieron en que la modalidad delictiva se incrementó a la par de la crisis económica y hay serios indicios de que los equinos están siendo utilizados para “faena clandestina” y que luego son vendidos como carne en barrios populares.

Las denuncias por robos de caballos se incrementaron en los últimos meses, según reconocieron en el Comando de Patrullas Rurales (CPR) que tiene asiento en San Vicente y controla una zona de otros diez distritos. Los puntos más conflictivos son Guernica, Florencio Varela, Berazategui y también Alejandro Korn. En la Sociedad Rural local también advierten el fenómeno y desde hace varios meses que en La Plata aparecieron denuncias sobre el tema.

“El robo de caballos no empezó ahora, siempre hubo. Pero antes en general se usaban para los carros de los cartoneros. Últimamente desaparecen enseguida porque los faenan”, explicaron a El Diario Sur fuentes policiales con experiencia en investigar delitos rurales.

Para el consumo, la carne de equino suele terminar “disimulada” en chorizos o empanadas. También es un producto con demanda entre la comunidad paraguaya, que tiene mucha presencia en Alejandro Korn. En ese país, el consumo de carne de caballo es legal desde 2013. La principal ventaja es que es más barata que la de vaca. Los expertos señalan diferencias sensibles entre las dos: la de caballo es menos grasosa y más dulce, y su color es oscuro.

En Argentina su venta está prohibida en el mercado local, pero hay algunos frigoríficos que la trabajan para la exportación. En la zona sur no hay ninguno declarado, por lo que las faenas que se hacen son informales. Desde el CPR aseguraron a El Diario Sur que no tienen registros de la existencia de faenas en el distrito.

“Esto se da por la crisis. Por el aumento del precio de la carne vacuna, a mucha gente se le hace imposible comprarla. Además, también hay más mano de obra para este tipo de delitos”, comentó un especialista.

Más noticias de la región

Ezeiza: apuñaló a su mujer y golpeó brutalmente a su hijo

En el otro circuito, el de los caballos que terminan tirando carros por el conurbano, los conocedores aseguran que los ladrones los venden a las empresas dedicadas al reciclaje, que pagan entre tres mil y cinco mil pesos por animal. De allí pasan a los recuperadores urbanos, que los reciben como parte de pago por los materiales que juntan a diario.

“Desde la Sociedad Rural estamos en alerta por este tema”, aseguró el secretario de esa entidad, Agustín Arechavala. “Ya hicimos dos informes y vamos a hacer una propuesta ante el Municipio para que el Comando de Patrullas Rural no tenga una jurisdicción tan grande, porque eso les dificulta la tarea”, agregó. Esa dependencia policial tiene un solo móvil para abarcar la zona que va desde San Vicente a Quilmes.

Además, desde la Sociedad Rural ponen el foco sobre otro tema, el de los productores locales cuyos campos son usados como depósito judicial cuando se recuperan animales robados. “Para ellos es una complicación. Algunos tienen más de diez desde hace años, y los tienen que alimentar y encargarse de los cuidados con veterinarios”, señaló Arechavala.

Un caso resonante se dio la semana pasada en el “Haras Jorge Antonio”, de Guernica, de donde se llevaron unos ocho caballos. “Cortaron los alambres de noche y los llevaron a campo traviesa”, comentó a El Diario Sur el encargado del establecimiento, Jorge Guzmán. Otra víctima fue Juan Carlos “El Indio” Bares, de San Vicente, a quien en enero pasado le robaron cuatro animales.

Comentarios