Lunes 27 de Mayo   09:18 hs

22°
Actual
18° Min 21° Máx
San Vicente

Doble crimen narco en San Vicente: hablaron los familiares de las víctimas

Dicen que uno era remisero y que “estaba en el lugar incorrecto”.

Familiares de las víctimas del doble crimen narco que ocurrió en San Vicente dieron su versión de la historia ante los medios de comunicación. Desde el entorno de Jonathan Zárate, que apareció con tres tiros en un camino rural, aseguraron que no estaba involucrado en hechos delictivos y que simplemente “estaba en el lugar equivocado”.

Por el lado de Rivero, remarcaron que el cuerpo que apareció calcinado adentro del auto que era de Zárate no pudo ser reconocido por lo quemado que está, y que esperan a resultados de pericias científicas para tener una confirmación. La investigación da por hecho que el cuerpo pertenece a Rivero, pero la familia apunta a la cautela.

Los dos amigos habían salido desde el partido de San Martín, donde vivían, el miércoles de la semana pasada con destino a San Vicente. Les dijeron a sus familias que iban a hacer “una transacción”, según trascendió en medios nacionales. Dos días después, familiares radicaron la denuncia por su desaparición en la UFI 3 de ese distrito y alertaron sobre la posibilidad de que estuvieran en San Vicente.

Por eso llegaron alertas a la Policía Local. Y cuando un vecino de la zona rural encontró el cuerpo de Zárate, lo relacionaron con el caso. Coincidía con los datos que tenían: la edad, la cabeza rapada a cero y un tatuaje de un dragón en el pecho.

Para los investigadores se trata de un crimen con el sello del narcotráfico. En primer lugar por la forma en la que aparecieron los cuerpos. Y además porque Rivero estuvo tres años preso en una causa federal por narcotráfico y había salido en libertad en diciembre último.

Notas sobre el Doble crimen narco en San Vicente

Pero según publicó el diario Clarín, los familiares de Zárate consideran que el hombre de 33 años sufrió una trampa del destino. Soltero, con cuatro hermanos y oriundo de José León Suárez, Jonathan estaba por recibirse de contador y había renunciado a su trabajo en una empresa hacía un tiempo.

En ese marco estaba “haciendo changas”. Por eso fue como remisero a llevar a Rivero a San Vicente. “Alguien le había prometido un futuro mejor, pero no fue así. Esa persona le presentó a Rivero. Él hacía lo que podía para ganarse unos pesos y fue como remisero hasta San Vicente. No tenía que estar ahí”, dijeron a Clarín familiares de Zárate.

La investigación continúa a cargo de la Fiscalía Descentralizada de San Vicente. Esperan los resultados de las autopsias para determinar claramente cuándo se produjo cada una de las muertes. La principal hipótesis es que el fallecimiento de Rivero fue el mismo miércoles o el jueves, porque ese día apareció el auto quemado en la ruta 6 (luego fue trasladado por el Municipio a un depósito judicial, sin que se dieran cuenta de que había un cadáver). La muerte de Zárate, con los tres disparos, habría sido días después.

Un dato central es que el cuerpo de Zárate apareció cubierto con una bolsa del corralón de materiales El Ferrocarril, de San Vicente, lo que marcaría que los asesinos tuvieron actividad en el distrito. No se descarta que sean de la localidad. El miércoles se vio a Rivero y a Zárate cargando combustible en la estación de servicio YPF.

Comentarios